En el balance mensual, los números fueron muy positivos entendiendo que la diferencia económica que separa a las partes de un acuerdo es mínima. El Riesgo País llegó a retroceder cerca del 9% para cerrar julio cerca de los 2.200/2.300 puntos. Los precios subieron a la par de las expectativas de un acuerdo total, teniendo en cuenta que un quiebre en las negociaciones implica un costo mucho mas alto para el país.

*Analista de Portfolio Personal Inversiones