Crecen las tensiones cambiarias en el marco de un mercado muy restringido. Las últimas medidas impuestas para hacer CCL vía operaciones de bonos, lejos estuvieron de traer calma al mercado. Como era de esperar, las diferentes cotizaciones de referencia se vieron presionadas al alza. El CCL promedio por acciones concluyó la semana en $180.0 (+0.5% 1D; +2.8% 5D).  ¿Y el dólar oficial? El BCRA sigue pisando el ritmo de depreciación del FX, aunque no dejamos de ver una leve aceleración del crawling-peg este viernes -pasando de una TNA del 11.1% al 13.7% diaria-. Sin embargo, el promedio del mes se mantiene en niveles cercanos al 11.1/11.2%. Para tener como referencia, esta tasa promediaba el  19.4% de abril y se ubicaba cerca del 44% en enero.

Las presiones sobre los dólares ´libres´ se dan aun en medio de la acumulación de divisas del BCRA. La autoridad monetaria sorprendió estas últimas semanas con compras a un ritmo promedio diario de US $65 millones. Así, sumó unos US $135 millones esta semana y acumula un saldo de US $1.049 millones en lo que va del mes.

¿Por qué sorprende? La cifra alcanzada hasta ahora supera ampliamente los US $598 millones acumulados en junio, a pesar de que la estacionalidad de la liquidación de granos ya comenzó su camino descendente. Se estima que la acumulación de divisas se da a costa de mayores restricciones a las importaciones y el impacto de esto en la actividad se estima no será menor. El mercado toma nota y la demanda por cobertura de cara a las elecciones se hace presente.

En tanto, los bonos soberanos en dólares muestran signos de recuperación. Las subas fueron generalizadas este viernes y el balance semanal cerró positivo. El contexto externo ayudó estas últimas ruedas y los títulos lograron finalizar con subas semanales de entre +0.6%/+2.0% aun a pesar de la incertidumbre con respecto a los temas propios.
La semana comenzó con muchas dudas - y miedos - en los mercados sobre el crecimiento económico y el avance de casos de la variante Delta en el mundo, sobre todo en Asia.

Esto puso en duda la recuperación económica global, y junto con datos económicos que vinieron mixtos -, el lunes mostró fuertes rojos en los principales índices del mundo. Sin embargo, el miedo se disipó en los días posteriores y lo que fue una fuerte caída se convirtió en una oportunidad. De esta forma, los principales índices de EEUU cerraron la semana con alzas del 1.9%, 2.8% y 1.1% para el S&P500, Nasdaq y Dow Jones respectivamente.

*Analista de PPI