Los bonos soberanos en dólares quebraron la racha alcista de los últimos dos meses y cerraron junio con números rojos generalizados. Atrás quedó el rally que habían iniciado en abril, con un precio promedio ponderado que llegó a ubicarse por debajo de los US$35 esta semana. El Riesgo País, por su parte, se acercó a los niveles de 1.600 puntos que observamos a lo largo del mes de marzo y el spread con respecto a LATAM se fue expandiendo.

¿Cómo se explica esta corrección? Los títulos venían perdiendo impulso en las últimas semanas, en medio de la desaceleración en la formación de reservas del BCRA y ante la expectativa de un mayor deterioro de las condiciones económicas a partir del segundo semestre.

La sorpresa del MSCI afectó también al mercado de deuda y terminó de profundizar la caída de los bonos, mientras que el acuerdo del pago parcial al Club de París no generó demasiados movimientos dentro del mercado. ¿Y las elecciones? Hasta ahora fueron pocos los drivers electorales. Si bien, en el arranque de un nuevo mes, el mercado empieza a mirar con más atención todo el plano político y el armado de listas para las PASO en septiembre. Las elecciones legislativas se presentan como un posible punto de quiebre a las expectativas actuales.

*Analista de PPI