Enero cierra en rojo, y con muchas dudas hacia adelante. Tanto en el plano local, como internacional, la pandemia vuelve a azotar, y la aceleración de los casos revive los temores de una desaceleración en la recuperación económica. La falta de stocks de vacunas tampoco ayuda, y la coyuntura actual comienza a reflejarse en los precios. En Argentina, las preocupaciones se acrecientan, al igual que la inflación y los dólares financieros.

*Analista de Portfolio Personal Inversiones