Fue una semana de gran volatilidad para los activos argentinos. Para empezar, el resultado de las elecciones fue el gran driver de la semana. JxC se impuso por una diferencia de 9pp a nivel nacional, reflejando una diferencia de casi dos millones de votos. Fue una enorme elección que opacó otros triunfos de medio término significativos como los de 2009 y 2017. A nivel país, el FdT retrocedió alrededor de -13pp desde los comicios de 2019, mientras que JxC aumentó en +9pp. 

Sin embargo, la dura derrota del oficialismo profundizó y dejó en evidencia las grietas de la coalición gobernante. Una serie de renuncias de ministros y funcionarios allegados a la facción de la Vicepresidente generaron gran incertidumbre. ¿La razón? Presunta presión para que Alberto Fernández cambie el rumbo de su administración, quitando figuras claves como Santiago Cafiero y Martín Guzmán. Si esto parecía poca cosa, CFK publicó el jueves por la tarde una carta donde afirmó que espera que el Presidente “relance” su Gobierno y exige políticas económicas más populistas. La principal exigencia recae sobre la diferencia entre el déficit primario del presupuesto 2021 (-4.5%) y el ejecutado actual (-2.1%). Según CFK, el equipo económico de AF sub-ejecutó el gasto en una media de “ajuste fiscal” en medio de la pandemia. Por supuesto, no hay menciones sobre cómo financiar tal brecha. En resumen, una muestra de la radicalización que persigue el sector de CFK, en un intento de pasar por encima de la voluntad del Presidente de no efectuar cambios en su gabinete. 

 

La Lectura del Mercado (I): Los bonos en USD reaccionaron con cautela

Fue una buena semana para los bonos argentinos, aunque el rally se desinfló y dejó gusto a poco tras los ruidos que aparecieron desde la interna del FdT. De todas formas, los Globales argentinos obtuvieron buenos resultados a lo largo de la curva. Profundizando en los números, el precio promedio ponderado de los Globales se recuperó hasta $38,14 (+1.6% 5D). Dado el escenario optimista para el mercado, y tal como se esperaba, los bonos ‘New Indenture’ (los de cláusulas legales más débiles) encabezaron la semana con subas de entre +1.4% y +2.4%, superando a los Old Indenture (38s/41s), que aumentaron hasta +1.1%.

 

La Lectura del Mercado (II): Volatilidad en el Merval

La reacción del Merval también replicó, en parte, la de la renta fija. El MERVAL medido en dólares cerró con una suba semanal de +3,6%, aunque habiendo trepado un 6.2% solamente el lunes post-PASO. Así, los activos con mejor performance fueron TRAN escalando +28,24% seguida de CEPU +25,97 y TGNO4 +20,0%. Nuevamente, las bajas fueron de menor magnitud y quedaron focalizadas en SUPV -4,01% y CRES -2,79%. En lo que respecta a volumen, el promedio diario del mes se sitúa en $1.890M, por encima de agosto ($1.189M) y julio ($734M).

 

La situación luce más complicada para la deuda en pesos y la brecha

A diferencia de las acciones y de los bonos en dólares, el efecto sobre el mercado de deuda doméstica no solamente fue más escueto, sino que terminó sufriendo más aún al final de la semana. Los instrumentos ajustables por inflación sufrieron por partida doble. Por un lado el dato de IPC de agosto se ubicó en +2.5% (por debajo del 2.85% esperado), mientras que los inversores redujeron exposición al mercado de pesos buscando cobertura de tipo de cambio, o directamente, vía CCL. Así, los bonos CER cortos cedieron entre -0.3/-1.5%, mientras que la parte media/larga presentó bajas de hasta -7% en la semana. Por el contrario, los activos DL soberanos –aquellos que ajustan por el tipo de cambio oficial- rebotaron entre +1.5/+3% en las cinco ruedas. Como contrapartida, tanto el CCL Libre (acciones) como el paralelo (‘Blue’) arrancaron la semana con importantes descensos, pero la radicalización del Gobierno -en busca de una política económica más agresiva- los hizo rebotar casi hasta los niveles previos a las elecciones. De esta manera, el CCL concluyó en $181.3.   

 

¿Qué observamos en la industria de FCI?

La cautela del mercado se vio reflejada también en la industria de fondos, donde nuevamente los flujos volvieron hasta los fondos de liquidez inmediata. Recordemos que, la industria ya supera los $ 2.8 billones en activos bajo administración.

 

Observando el agregado, entre lunes y miércoles hubo claramente un freno a la salida de flujos respecto de la semana anterior. Los MM y los T+1 volvieron a recuperar terreno –y mantienen concentrando el interés-, mientras que los de Cobertura buscan señales de algún tipo que inclinen finalmente la balanza para un lado u otro. Recordemos que, de forma previsible, la semana pasada los flujos CER fueron eclipsados por los DL; no obstante, la volatilidad diaria de estos flujos es alta (y de continuar este escenario, podrá mantenerse así).

Así, en números, la industria acumula en septiembre un ingreso (neto de rescates) por más de $48 mil millones, principalmente provenientes de los Fondos de MM. Mientras que, a diferencia de la tendencia de los meses anteriores, los fondos DL se mantienen en positivo ($9,2 mil millones) y los CER en casi $8.7 mil millones en negativo -por primera vez en el año-.

 

Plano Internacional: Datos mixtos y mucha incertidumbre

Septiembre no da respiro. El S&P 500 retrocedió semanalmente en un -0.57% y el Nasdaq lo hizo en un -0.47%. En tanto, el Dow Jones acumuló una pérdida semanal que se moderó respecto a sus pares en -0.07%.

 

En la agenda económica, el último dato de esta semana se trató de la confianza del consumidor informada por la Universidad de Michigan y el número no cumplió las expectativas (aumentó en 71 vs un pronóstico de 72). No obstante, el dato de IPC de Estados Unidos fue el plato fuerte de la semana. ¿Qué nos mostró esta cifra? El aumento de precios se ubicó en un +0.3%, algo por debajo del estimado en +0.4% y, principalmente, el mercado descontó que tuvo que ver con el impacto de la variante Delta en algunos sectores que venían sobrecalentados. Por otra parte, el índice de Producción Industrial tampoco cumplió la estimación prevista por el mercado. El índice se ubicó en +0.4%, algo por debajo de lo previsto (+0.5%). Por último, la semana que viene concentrará todas las miradas en la reunión del FOMC de la Fed. ¿Se endurecerá la política monetaria? ¿Tendremos definiciones en cuanto al comienzo del recorte de compra de activos? La tasa del bono a 10 años de USA trepó 3 puntos básicos esta semana, cerrando este viernes en torno al 1.37%.  

 

*Analista de PPI