Los principales selectivos bursátiles norteamericanos lograron terminar la semana de manera positiva luego de la caída generalizada en las dos primeras ruedas ante la posible quiebra del gigante inmobiliario chino Evergrande.  En este contexto, tanto el S&P500 como el Dow Jones registraron subas superiores al 0,5% mientras que el Nasdaq se mantuvo casi en el mismo nivel que el viernes pasado.

*Análisis de IOL