Los títulos argentinos fueron mejorando la tendencia y el Riesgo País cedió algunas unidades en la semana, ante la expectativa de que alguna contraoferta o nueva propuesta pueda ser suficiente para prorrogar los plazos de las negociaciones hasta el 22 de mayo. El primer plazo terminó, y con un rechazo casi general a la oferta oficial, todavía restan la posibilidad de unos catorce días de gracia para continuar con las negociaciones. Afuera, los mercados globales se recuperan de los mínimos de marzo a medida que apuestan por la reapertura gradual de la economía para comenzar a ver algún signo de recuperación tras el aislamiento por el coronavirus.