La semana fue relativamente tranquila en el mercado de renta fija soberana. Luego de importantes recuperaciones en las semanas anteriores, en esta última, con mayor tranquilidad los bonos tomaron cierto respiro. En cuanto a la deuda en pesos, el Tesoro continúa obteniendo financiamiento neto positivo aunque Diciembre se presenta como un desafío por los mayores vencimientos a rollear. En cuanto a la renta variable, el Merval cerró con una leve tendencia positiva.

 

Afuera, los mercados a nivel global pierden fuerza a medida que aumentan los nuevos casos de coronavirus y surgen dudas con respecto al alcance de la vacuna.Por otro lado, la falta de acuerdo entre el Tesoro y la FED aumentó el nerviosismo de los inversores este viernes.