Cerramos otra semana intensa para el mercado internacional, donde la política monetaria siguió siendo uno de los drivers principales del mercado de renta variable. El aumento de los rendimientos de los bonos en las últimas semanas tiene que ver con las expectativas de una pronta recuperación económica que, junto a los estímulos fiscales, presionan sobre el nivel de inflación.

En este marco, y sin sorpresas para el mercado, la reunión de la FED no trajo novedades en cuanto al manejo de la política monetaria. Desde el organismo, mantuvieron un enfoque monetario expansivo, dejando la tasa de referencia sin cambios. Lo más interesante, quizás, estuvo en la actualización de las proyecciones de la entidad. El optimismo con respecto a la reactivación de la economía llevó a subir las previsiones de crecimiento del PBI para el 6.5% -desde el 4.2% que esperaban en diciembre-. Lo que suponen, vendrá acompañado de un salto en el nivel de precios, aunque de carácter temporal, para luego estabilizarse en torno al objetivo de 2%.

En este marco, la tasa americana a diez años saltó al 1.73% anual mientras que las acciones dentro del sector tecnológico sigue siendo el más golpeado, con el Nasdaq retrocediendo 0.8% en la semana y acumulando una baja del 4% en el último mes. Las energéticas también sufrieron bastante con el derrumbe de los precios del crudo en torno al 5% en la semana.

En lo local, los bonos soberanos en dólares recuperaron algo de fuerza, después de los mínimos post restructuración que llegaron a tocar la semana pasada. El Riesgo País, en este marco, llegó a retroceder algo más de 70 pbs para ubicarse hoy cerca de los 1.524 puntos. Por otro lado, los bonos dólar link, recuperaron este viernes algo de terreno después de haber sufrido importantes caídas en el inicio de la semana. La tendencia se da en medio del menor ritmo de devaluación que el BCRA logró materializar en los primeros tres días de la semana, mientras que el jueves y viernes la divisa volvió a ajustar casi 8 centavos diarios.

Para la semana que viene, además, se espera una nueva licitación del Tesoro el día lunes 22 de marzo. Recordemos que el Tesoro todavía debe afrontar alrededor de $170 mil millones en pagos (principal + intereses) para finalizar el trimestre, los cuales se concentran en su mayoría en la última semana de marzo.

*Análisis de Portfolio Personal Inversiones (PPI)