Devaluación del peso argentino, restricciones y prohibiciones para comprar dólares, presión fiscal excesiva, incertidumbre jurídica. Todo eso se ha convertido en una ensalada de gusto amargo que ha afectado a los ciudadanos argentinos. Y además, habría que sumarle el contexto de pandemia y cuarentena.

Pero, en ese escenario, la moneda estable Dai apareció como una alternativa interesante para los ahorristas o inversores. Se trata de una criptomoneda con respaldos comprobables en línea, que se ha vuelto una de las opciones más seguras para el resguardo de capital. 

Para poder adquirir Dai, lo primero que se necesita es un monedero o billetera de Ethereum. Existen varias y son gratuitas. Se pueden descargar en un dispositivo móvil como el teléfono celular. 

Para comprar, se puede hacer a través de brokers o casas de cambio de criptomonedas. También hay varias, como Bitso o Buenbit, y es bastante sencillo abrir una cuenta para operar. 

Hay que tener en cuenta que las criptomonedas han cobrado especial relevancia en los últimos tiempos a nivel mundial, no solo por las ventajas que tienen que ver con la seguridad y la privacidad, sino también por el alza de precio en las últimas semanas.

Por ello, no resulta raro que muchos inversores hayan puesto la mirada en el mercado virtual, como una forma de diversificar. 

En este universo, una de las opciones para no perder frente al dólar no es comprar billetes estadounidenses directamente, sino comprar de Dai, una criptomoneda estable (o stablecoin) que mantiene una paridad de uno a uno con el dólar. 

De esta manera, se evita operar desde el sistema financiero tradicional. Es legal y no hay restricciones, por lo que se accede a una criptomoneda de manera inmediata para ahorrar, invertir, o para enviar a diferentes partes del mundo. 

Creada por MakerDAO, una fundación sin fines de lucro, Dai es una criptomoneda que es generada por sus usuarios a través de depósitos de garantías y que mantiene su valor estable en torno a USD 1.  

Detrás de esta moneda no hay una autoridad centralizada, ni una entidad financiera que juegue con su valor y que pueda ser un punto de fallo para el sistema, sino que el precio es regulado por el mercado. Dado que tiene respaldo en Ether (una de las criptomonedas con mayor capitalización de mercado), Dai no pierde valor y soporta fluctuaciones del mercado, pudiendo auditarse el respaldo en todo momento desde una computadora.

Mariano Di Pietrantonio, líder de la comunidad DAI en Latinoamérica, comentó: "Los controles de capital son disparadores naturales de la actividad en los mercados cripto, y Argentina siendo un país que además viene experimentando un periodo inflacionario creciente, se transforma en terreno fértil para el aumento de transacciones en DAI".

Además, con DAI, se puede recibir y enviar dinero con total libertad. Actualmente sus usuarios también lo utilizan para ingresar a fondos de inversión cripto o para su simple atesoramiento como resguardo de capital, al igual que el dolar billete.

Ventajas frente al dólar

Según la casa de Cambio Buenbit, hay seis puntos fundamentales que se pueden tener en cuenta en comparación con el dólar:

Beneficios Blockchain:  El Protocolo Maker, que permite generar DAI, facilita una mayor seguridad, transparencia y confianza, beneficios que resultan de la tecnología Blockchain. 

Capacidad de transferencia: A diferencia del dólar, DAI puede ser enviado de persona a persona, sin intermediarios, a cualquier lugar del planeta por menos de diez centavos de dólar por envío independientemente del monto movido. 

Generación de intereses inmediatos: Existe un “Saving Mode” o “Modo Interés” de DAI. Esta característica es un método que recompensa por ahorrar DAI, generando ingresos pasivos de esta misma criptomoneda. Por su parte, la tecnología DSR, que controla su tasa de interés, permite que los rendimientos se acrediten al instante, a diferencia de otras monedas. En Buenbit, por ejemplo, los DAI almacenados producen intereses inmediatos, que se acreditan cada cinco minutos. 

Spread cambiario menor: La diferencia entre el valor de compra y de venta de DAI es baja.

Liquidez automática: No hay limitaciones por horarios. El tenedor de DAI puede venderlos cuando quiera sin dificultades: sin horarios ni impedimentos bancarios.

Ideal para ingresar al mundo de las criptomonedas: Es intercambiable por otras criptomonedas.

DAI en operaciones de usuario a usuario

Binance es una de las firmas más conocidas a nivel mundial en materia de intercambio de criptomonedas. A fines de noviembre pasado, había anunciado la incorporación de DAI a la plataforma Binance P2P, para la compra y venta de criptomonedas entre pares, donde

Binance actúa como mediador de garantía y seguridad.

Maximiliano Hinz, Latam Operations Manager de Binance señaló en ese sentido: “Desde Binance, siempre buscamos ofrecer los productos que más se amolden a las necesidades de nuestros clientes. Estuvimos trabajando arduamente para incorporar DAI a nuestra oferta en el P2P. Entendemos que es un tipo de activo digital muy buscando en los mercados latinoamericanos”.

Seguridad y almacenamiento

Para poder almacenar DAI, uno no necesita un banco. Uno puede simplemente descargar una wallet. Si consideramos a DAI y el mundo DeFi, una de las alternativas para almacenamiento es la cryptowallet Status.im. Se trata de una aplicación descentralizada que está haciendo furor en Argentina debido a que, además de sus valores centrados en la seguridad, combina una billetera electrónica para la red Ethereum, mensajería privada y un navegador de aplicaciones descentralizado. 

Esta wallet permite acceder y resguardar criptomonedas de Ethereum (como ETH) y stablecoins como DAI. Pero además cuenta con un chat privado de mensajería completamente encriptada y un navegador web3 dapp (descentralizado).

Carl Bennetts, co-fundador de Status, resaltó: “La actual infraestructura de Internet, como la del mundo financiero, está plagada de jugadores que dictan cómo podemos realizar transacciones e incluso vigilan nuestras comunicaciones. La app de Status está diseñada para proteger las comunicaciones privadas y permite un control total sobre los activos digitales personales”. 

*Análisis por Arigato Consulting