Fue una semana dispar. Si miramos las plazas externas, la mayoría fueron rojos en el marco de una nueva variante del COVID 19 que amenaza nuevamente con el regreso de las restricciones, y el debate sobre el retiro de los estímulos en un contexto de inflación en alza. Ambas, variables que afectan las proyecciones de la actividad.

De hecho, la FED y sus posibles acciones se mantienen en la mira. Y si bien Powell apuntó que no se puede hablar de la inflación elevada como transitoria, y hasta sostuvo la posibilidad de redu cir aún más rápido el ritmo de compra de activos, el mercado está pensando en la posibilidad de que el ajuste en las tasas se retrase. Incluso en el marco, sin ir más lejos, de un dato de empleo que decepcionó este viernes.

Así Europa cerró mixta con caídas en Alemania y España, y leves subas Francia. Mientras que, con una volatilidad en alza, y sin aún poder soñar con el rally navideño, los principales índices americanos cayeron entre 1-4% en la semana (acelerando incluso el rojo en la última parte de la rueda del viernes).

Por su parte, la tasa americana a 10 años cayó levemente a niveles de 1.36% anual. A la vez, que el petróleo -como referencia dentro de los commodities- cayó unos USD 5 en la semana, a niveles de USD 65.6. El dato aquí fue la reunión de la OPEP+ que, sostuvo que el impacto de la Omicron aún no está claro, por lo que decidieron continuar con el aumento de producción previsto en 400.000 barriles por día a partir de enero.

A a nivel local, a pesar de ruidos externos, la tendencia fue diferente. Las noticias se enfocaron, entre otras cosas, en las negociaciones con el FMI con especial atención a la misión que saldrá de BA este sábado. Incluso en las últimas horas era noticia que el organismo internacional de crédito ha dejado trascender que el board del organismo hará lugar al pedido del presidente Alberto Fernández, con respecto a una revisión del préstamo concedido. Veremos…

Por lo pronto, los bonos pudieron recuperarse en la semana desde los mínimos, con subas de entre 2/7% en promedio y un riesgo país que cedió un 5%. En cuanto a los títulos en pesos, la tendencia también fue favorable con subas destacadas del orden del 2/3% en los CER y DL.

Las acciones también recuperaron, con líderes como YPF que subieron 15%, y un índice en niveles de 86.450 puntos mostrando una recuperación del 8%. En dólares, un poco menos, dado el comportamiento del TC.

Puntualmente, el CCL cerró en la zona de $ 218 y el MEP en $ 203, en ambos casos con una leve suba en la semana. Diferente al comportamiento de las primeras posiciones de futuro que bajaron. Por ejemplo, a enero el dólar cerró en $ 109, con una caída semanal del orden del 2%. Todo, en una semana en donde la atención se mantuvo en la intervención del BCRA en el mercado spot, que operó volúmenes importantes, de entre USD 800/1000 Millones en algunas ruedas. De hecho, estimaciones apuntan a que vendió en los últimos 4 ruedas unos 335 millones. 

*Análisis de PPI