Una de las noticias de la semana fue que la misión del FMI llegará en octubre. Aprovechamos esta oportunidad para poner el foco en el caso de Angola que, por varias razones, creemos que reviste una importancia particular para pensar la macro que se viene.

Si bien hay diferencias muy marcadas, también hay algunas similitudes que llaman la atención: en 2016/17 Angola comenzó a utilizar el tipo de cambio como ancla nominal mientras experimentaba una expansión fiscal fenomenal financiada por el Banco Central, lo que derivó en la imposición de mayores controles cambiarios y una brecha que llegó a 150%. Angola firmó un programa con el FMI en dic-18.

¿Cuál fue la respuesta del FMI frente a este escenario? ¿Qué lecciones nos puede enseñar el caso de Angola? ¿Qué consecuencias tiene en términos de inversión?

Miralo también acá: