La semana nos dejó nuevas restricciones en medio de un panorama muy complicado para el país con la reciente aceleración de casos y un nivel de vacunación muy por debajo del resto de la región. 
 
Solo el miércoles se alcanzaron más de 39 mil nuevos casos, siendo este el nivel más alto desde que comenzó la pandemia. Mientras que apenas 4.9% de la población está hoy vacunada. En este contexto es que el mercado analiza el impacto de las nuevas medidas en una economía que de por si se encuentra ya muy debilitada.
 
Las correcciones fueron generalizadas este viernes. Tanto para la renta fija como para el equity argentino. Los bonos en dólares retrocedieron este viernes con rojos de entre 0.4%/0.8%. Si bien tras el rebote de las últimas ruedas es que los globales lograron mantener un balance semanal positivo con subas de entre 0.7%/2.3%, entre los cuales se destacó el GD35 con un alza del 2.0%.  El escenario fue distinto para los títulos de ley local que mostraron números mixtos. 
 
Hacia adelante, la clave para la deuda estará en la dinámica fiscal en medio de estas nuevas restricciones. Si bien hasta abril los números muestran cierta austeridad, los riesgos para los próximos meses tienen que ver con un aumento del gasto para limitar el impacto de las restricciones en la actividad. Así como también la menor recaudación.
 
En lo que es la deuda en pesos, la semana fue positiva con subas que se profundizaron en el tramo largo de la curva CER. Entre los títulos de mayores vencimientos vimos alzas de entre 1.5% y 1.7% en promedio. Mientras que la parte corta marcó subas de entre 0.2/0.4%. 
 
El foco en los pesos estuvo en la licitación del Tesoro del miércoles. El gobierno consiguió unos $249.1 mil millones para afrontar vencimientos por $304 mil millones que terminó cubriendo con el colchón acumulado hasta el momento. Así, el financiamiento neto de mayo se da vuelta y queda levemente en rojo (-$13.2 mil millones). Un número que se estima podría revertirse con la última licitación del mes -el próximo 26 de mayo-, teniendo en cuenta que las obligaciones de acá a fin de mayo no alcanzan los $10 mil millones.

En lo externo, la semana cerró mixta. La expectativa se mantiene sobre los próximos pasos de la FED en medio de expectativas inflacionarias que siguen creciendo. Mientras tanto, Biden sigue buscando traccionar su plan de infraestructura dentro del Congreso.  Si bien los Republicanos se oponen a financiar el proyecto con mayores impuestos corporativos. En lo económico, las solicitudes de desempleo tocaron su menor nivel post pandemia (444 mil vs. 450 mil est.) en la semana que finalizó el 15 de mayo. Mientras que los PMI en Europa reflejaron que la recuperación económica sigue en marcha.