El titular de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Ariel Cohen Sabban, subrayó hoy, al cumplirse tres años de que Alberto Nisman fuera hallado muerto de un disparo en la cabeza, que “hubo quienes quisieron encubrir a los iraníes” acusados del atentado contra la AMIA, al referirse al pedido de elevación a juicio de esta causa, basada en la denuncia del ex fiscal. 

En este sentido, el dirigente de la DAIA entendió que, a la luz de “las pruebas” recabadas en el marco de la “etapa de instrucción” de la causa, a cargo del juez federal Claudio Bondio, existen “razonables cuestiones que indican que hubo quienes quisieron encubrir a los iraníes”. 

"Hemos entregado ayer el escrito en Comodoro Py. Calculo que en los próximos 60 a 90 días, esto va a comenzar”, indicó Cohen Sabban en relación a una posible definición de la elevación a juicio del expediente en el que está procesada con prisión preventiva, aunque sin efectivizarse por los fueros que posee en su rol de senadora la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. 

En esta causa están procesados y detenidos, además, el ex secretario Legal y Técnico de la gestión kirchnerista, Carlos Zannini, como así también los dirigentes Luis D’Elía y Fernando Esteche, y el dirigente de la comunidad islámica en Argentina Jorge Khalil. 

También está procesado, y ahora excarcelado por “razones humanitarias” debido a su grave estado de salud, el ex canciller Héctor Timerman. 

En la entrevista que concedió hoy, Cohen Sabban remarcó que “hubo muchos interesados en que esta causa muriera”, al referirse a la denuncia realizada por Nisman pocos días antes de ser hallado muerto de un disparo en la cabeza en el baño del departamento en el que vivía en la zona porteña de Puerto Madero, hecho del que hoy se cumplen tres años. 

El titular de la DAIA se encontraba esta mañana en el cementerio israelita de La Tablada para participar de un homenaje al fallecido fiscal. 

"Es un homenaje al que todo aquel que pueda ir debería ir. Estamos hablando de un fiscal que apareció muerto por su investigación de la peor causa terrorista en la República Argentina, con 85 víctimas fatales”, destacó el dirigente comunitario.