El empresario Horst Paulmann, presidente del grupo chileno Cencosud (en Argentina opera los supermercados Jumbo, Disco, Vea y de las tiendas Easy y Blastein y 17 centros comerciales) reconoció que el último año ha sido muy complicado para sus negocios en Argentina por "la baja de ventas, baja de consumo, impuestos altos y cargas sociales enormes, como en ningún país de América Latina". Sin embargo, consideró que "A Macri hay que ponerle un monumento".

Cencosud desembarcó en el país en 1982 con la apertura del primer Jumbo en Buenos Aires, en 1988 abrió Unicenter y luego fue expandiendo todos sus negocios y en la actualidad, el 21% de los ingresos totales de la compañía provienen del mercado argentino, según señaló la última junta de accionistas de la compañía.

Sobre el futuro del país dijo: "Obviamente me preocupa Argentina, como a todos. Si uno ve lo que hay y lo que puede venir, es tremendo. Pero se ve que Alberto Fernández es una persona que está preocupada del bienestar del país y su pueblo, de que vaya creciendo...No creo que vaya a abrir la economía. Es muy daniño cuando hay que pagar un 50% o 100% más carlo por los bienes comparado con otros lugares del mundo". Admitió que sólo conoce al candidato del Frente de Todos sólo por los diarios.

En un reportaje concedido al diario chileno El Mercurio, Paulmann señaló que le preocupa lo que pueda pasar hasta las elecciones del 27 de octubre: "Estoy muy contento de que el presidente Mauricio Macri y el candidato Alberto Fernández hayan tenido un diálogo abierto esta semana, eso es algo muy bueno. No están llevando a la Argentina a una hiperinflación o a un desastre. Dos meses es mucho tiempo y cualquier cosa puede pasar. Si esta transición funciona, eso es bueno para la Argentina. Nosotros siempre hemos apoyado a todos los gobiernos".

—¿Cómo califica el gobierno de Macri?
—"A Macri hay que ponerle un monumento, porque él quiso llevar a Argentina hacia una economía abierta de mercado y ojalá que alguien se atreva a hacer lo mismo en un futuro. Ningún argentino nunca más va a hacer algo así, porque le falta ese valor, esas ganas de hacer algo especial.

Era muy bueno lo que estaba haciendo Macri, lo mejor que podía haber pasado en Argentina. Es de esperar que el gobierno actual o próximo sigan por este camino para ir liberando el mercado. Porque no puede ser que los televisores que se arman en La Patagonia, donde lo único que hacen es importar la caja, las perillas, embalarlos y ponerles "hecho en Argentina" se vendan al doble del precio.

Eso me duele y eso debe dolerle a Macri, porque él tenía en su cabeza transformar a Argentina, desde una economía cerrada a una abierta al mundo. Pero eso tarda tiempo y es de largo alcance. Lo que hizo Macri era bueno para los argentinos, porque nuestros nietos iban a tener una vida mejor".

—¿Cree posible que Alberto Fernández impulse una apertura económica en Argentina si llega a la Presidencia?
— “No creo que Fernández vaya a abrir la economía. Es muy dañino cuando hay que pagar un 50% o 100% más caro por los bienes comparados con otros lugares del mundo. ¿Por qué los televisores valen más en Argentina que en Chile? Eso es algo que yo no entiendo y es de esperar que no tengamos que hacer preguntas que duren semanas, e incluso meses, para poder importar algo. A estas alturas, los países tienen derecho a comer lo que quieran y que no venga el gobierno a imponerles sus preferencias".

Cuando la periodista Constanza Capdevilla de la Cerda, le preguntó por qué Macri no logró convencer al pueblo argentino, Paulmann no dudó en responder: "En democracia es difícil realizar cambios porque tiene que existir mucho compromiso y apoyo. Se ve que Macri no tuvo el apoyo. A Argentina tiene que irle bien y a los chilenos nos afecta".

Una de sus mayores es la apertura de mercado y la competencia, por eso el empresario puntualizó "que una empresa y un país puedan competir con el mundo es desafiante, pero para eso tiene que haber una economía abierta de mercado, de lo contrario, siempre vamos a ser un país mediocre, porque los empresarios saben que están protegidos por la no importación".

Pero no todas fueron rosas para la gestión del actual presidente argentino, el empresario contó su experiencia bajo esta gestión: "Para ser franco, el gobierno de Macri ha sido complicado para nosotros. Tuvimos dos expropiaciones (un terreno de cinco hectáreas en Mendoza y la paralización del complejo comercial y habitacional en San Isidro, Buenos Aires, hace más de dos años). No sabía para qué hacerlas. Vimos con mucha alegría las intenciones de ir hacia el camino de la apertura y nos tocó muy fuerte a todos los industriales. Apoyamos a Macri, como siempre lo hemos hecho con todos los gobiernos".

Descartó pensar en retirarse del país, al contrario señaló que dio la orden para que "todos los locales estén al día y con las transformaciones necesarias para estar vigentes. Todo esto porque tenemos que seguir existiendo y hoy es muy difícil. El último año ha sido muy compliado en Argentina: baja de ventas, baja de consumo, impuestos altos y cargas sociales enormes, como en ningún país de América Latina. Estos son todos costos que hay que asumir", dijo en un extenso reportaje concedido el domingo al diario El Mercurio. 

 

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos