El senador nacional Oscar Parrilli ironizó que al expesidente Mauricio Macri "solo le faltó espiar al perro Balcarce" por la causa conocida como Escuchas Ilegales, y planteó que él con sus funcionarios desde la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI) conformaron un "Estado mafioso" desde el que desplegaron un "plan sistemático de espionaje". 

"Se descubren más de 170 organizaciones sociales que fueron operativo de seguimiento e inteligencia donde había más de 300 víctimas directas, incluso algunos ellos mismos. A Macri le faltó espiar al perro Balcarce que tenía en la Casa Rosada pero después espió hasta a su hermana y a su cuñado", criticó el senador y trajo a colación el informe que llevó a cabo la Comisión Bicameral Fiscalización y Seguimiento de los organismos de Inteligencia donde se reveló esa información. 

Parrilli, quien encabeza esa comisión junto a los diputados Leopoldo Moreau, Eduardo Valdés y Blanca Osuna, reseñó que ese escrito denunció que durante la presidencia de Macri se montó un "Estado paralelo, clandestino y secreto" de espionaje ilegal

"Todos estos personajes (Pablo) Torello, (Fabián) Pepín Rodríguez Simón, (Mauricio) Macri, (Germán) Garavano, (Marcos) Peña, jueces de la Corte, fiscales y periodistas, se comunicaban en cada nueva operación mediático-judicial contra opositores", enfatizó ex jefe de la SIDE a "El Destape Radio" y se amparó en el informe de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (Dajudeco) que reveló que "los mismo actores son los que se counicaban telefónicamente entre ellos".

El funcionario destacó la investigación de los periodistas Ari Lijalad y Franco Mizrahi en la que dieron cuenta de las reuniones que mantuvo la titular del PRO, Patricia Bullrich, en su despacho como ministra de Seguridad con los jefes de la  AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, espías del grupo llamado por ellos mismos "Super Mario Bros" y la cúpula del Servicio Penitenciario Federal. Todos luego fueron procesados por espionaje ilegal en la causa que se inició en los tribunales de Lomas de Zamora y pasó recientemente a Comodoro Py

En esa línea, Parrilli consideró que hay que "juntar todas las pruebas" con la investigación del Relator Especial de Naciones Unidas para la Independencia del Poder JudicialDiego García Sayán, en el que le pedía "explicaciones" al expresidente sobre la existencia durante su gobierno de "un plan sistemáticos y estructural de amedrentamiento" en el que se había "extorsionado" a jueces, fiscales y periodistas para llevar a adelante una "acción de persecución Judicial y Mediática" contra dirigentes políticos opositores

"Ellos estaban seguros de que se iban a perpetuar en el Poder, por eso tomaron el préstamo con el FMI para pagar la gran campaña política de 2019 que después perdieron", concluyó Parrilli.