La reducción del 25% de los cargos políticos del Poder Ejecutivo abre la puerta a una nueva ola de despidos en el Estado. A las recientes cesantías en los canales públicos, Fanazul, Yacimiento Río Turbio, el Hospital Posadas, el INTI y el Senasa, podrían sumarse otras en la administración pública a raíz de la supresión de algunas secretarías, subsecretarías, direcciones y coordinaciones en las nuevas estructuras de los ministerios.

La meta, como mínimo, es que cada ministerio achique en un 20% los cargos jerárquicos para llegar al número de 1000 cargos en toda la estructura de la Administración Pública Nacional. Aunque los ministros presentaron su propuesta de recorte en diciembre pasado, en algunos casos falta ultimar detalles, mientras que en otros no cumplen con el porcentaje requerido. Cada uno tendrá hasta finales de febrero para ajustar su organigrama, lo que en algunos casos podría extenderse hasta marzo.

Uno de los primeros en llevar adelante esa tarea fue el titular de la cartera del Interior, Rogelio Frigerio, que redujo un 40% los cargos políticos. Los ministerios de Hacienda, de Producción y de Finanzas están en plena reestructuración, al igual que la cartera de Energía y de Transporte.

Si bien la mayoría reducirá la cantidad de subsecretarías y direcciones, lo que no pondría en peligro los puestos de trabajo de quienes desempeñan funciones en esas áreas, a excepción de los que ocupan los cargos de subsecretarios y directores; la situación podría ser diferente en los casos en que se den de baja secretarías. Según fuentes de la Casa Rosada, en situaciones como esas se reubicarían a los empleados de planta permanente en otras dependencias y se restringiría la renovación de los contratos temporarios, lo que podría significar un puntapié para una nueva ola de despidos en la administración pública.

Uno de los desvelos de Macri desde que llegó al poder político es "optimizar" las estructuras del Estado y para ello -según su visión- es necesario reducir de manera gradual los 70 mil contratos temporarios que se renuevan cada año. El anuncio del lunes pasado busca contribuir, en alguna medida, a ese objetivo.