El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, fue convocado para mañana a exponer ante la comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia que preside Cambiemos, tras la denuncia sobre una supuesta red de espionaje que surgió a partir de su presentación ante la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados.

La declaración del magistrado, citado a la comisión a pedido suyo, será a puertas cerradas desde las 11 en el edificio anexo de la Cámara de Senadores.

Luego de esa reunión, los senadores y diputados que integran la Bicameral conducida por el senador de Cambiemos Juan Carlos Marino, resolverán la fecha en que se invitará al jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas.

El juez federal de Dolores tiene a su cargo una causa por supuesta extorsión, que involucra al fiscal Carlos Stornelli, a cargo de la causa de los cuadernos de las coimas con la obra pública.

De acuerdo a la denuncia del productor rural Pedro Etchebest, un supuesto emisario del fiscal Stornelli, identificado como Marcelo D'Alesio, le pidió dinero para no involucrarlo en la causa en la que se investiga la cartelización de la obra pública durante el kirchnerismo; investigación que instruye el juez federal Claudio Bonadio.

Esa cuestión fue abordada durante la sesión que realizó hoy el Senado, en la que el kirchnerismo y Cambiemos se cruzaron acusaciones durante casi dos horas.

Al ritmo de la presentación de varias cuestiones de privilegio, los legisladores de Unidad Ciudadana reclamaron que se constituya la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Procuración de la Nación y luego cuestionaron el pedido de juicio político del gobierno nacional contra Ramos Padilla.

"Queremos saber por qué no se constituyó la Comisión Bicameral de seguimiento de la Procuración General", acometió la mendocina Anabel Fernández Sagasti, lo que generó el primer cruce con Federico Pinedo, presidente Provisional del Senado, quien le respondió que la Presidencia de ese cuerpo le correspondía a la Cámara de Diputados y que eran ellos los que debían convocar.

De hecho, la diputada oficialista Elisa Carrió había sido elegida para ser presidenta de la Bicameral pero, cuando iba a asumir formalmente en su función, a fin del año pasado, el peronismo federal y el kirchnerismo restaron el quórum y la reunión debió ser suspendida.

Además, Sagasti repitió que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, hoy compañera de bancada por la provincia de Buenos Aires, "está sometida a pleno hostigamiento judicial".

En tanto, el neuquino Marcelo Fuentes planteó una cuestión de privilegio contra el presidente Mauricio Macri por la denuncia contra Ramos Padilla ante el Consejo de la Magistratura.

"Acá hay un perverso contubernio entre periodismo, Poder Judicial, Poder Ejecutivo y legisladores", acusó Fuentes.

Por el contrario, el jefe del interbloque Cambiemos, el formoseño Luis Naidenoff, respondió que ninguno de los integrantes del oficialismo ni el gobierno nacional es "parte ni de contubernios políticos ni de maniobras para correr de la cancha a un juez".

"Con absoluta liviandad el juez Ramos Padilla dio por sentados hechos que son motivos de la investigación y, además, se trata de instalar el relato de la persecución y el hostigamiento que no son tal", dijo Naidenoff.

Además, finalizó diciendo que el magistrado "hizo afirmaciones que rompen el principio de imparcialidad" y que "violentó el secreto de sumario" al presentarse ante la Comisión de Libertad de Expresión de Diputados donde dio a conocer varios detalles de su investigación