La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica ( ANMAT) aprobó el primer test rápido creado por científicos argentinos que permite saber si una persona está o estuvo infectada con el nuevo coronavirus (Covid-19), se informó este lunes oficialmente.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial ( INTI) "aportó al nuevo producto la provisión de un insumo clave que se emplea en el proceso de obtención de una proteína del coronavirus", dijo un comunicado del organismo.

En el marco de la actual pandemia de coronavirus y ante el aumento de casos, una de las acciones clave para controlar la propagación del coronavirus es la realización de testeos.

El primer test serológico rapido fabricado en Argentina

"Teniendo en cuenta esta demanda, científicos del consorcio CINDEFI-Bamboo desarrollaron el primer test serológico rápido nacional, que mediante una gota de sangre permite saber si la persona está o estuvo en contacto con el virus SARS-CoV-2", agrega la información del INTI.

“Desde el consorcio se contactaron con nosotros porque necesitaban sustituir importaciones de un insumo conocido como IPTG (Isopropil-β-D-1-tiogalactopiranósido), para inducir la producción de la proteina N del coronavirus. Esta proteína se coloca en las tiras reactivas del test y es clave porque al ponerse en contacto con la sangre de la persona testeada permite detectar la presencia de anticuerpos -en caso de tenerlos indicaría que el virus ingresó a su organismo-”, detalla Laura Hermida, subgerenta de Industria y Servicios del INTI, quien integró el equipo de trabajo junto a especialistas de los sectores de Química y Biotecnología.

"El nuevo test rápido permitirá realizar estudios poblacionales a gran escala, mapeo y segregación de áreas. Podrá utilizarse, por ejemplo, en plazas, colectivos y escuelas para separar rápidamente a los positivos, a quienes luego se les podrá realizar un hisopado para aislar a los que están cursando actualmente la enfermedad", abundó el INTI.

Las ventajas del nuevo test aprobado por la ANMAT

“Estos test actualmente existen pero la mayoría son importados de Oriente. El nuevo producto tiene un costo accesible (que se calcula entre 5 y 7 dólares) y permite ir siguiendo la infección de una manera activa, en lugar de atacarlo de forma pasiva sólo centrado en pacientes con síntomas”, destaca por su parte Sebastián Cavalitto, del CINDEFI.

“El desarrollo del insumo desde INTI acompaña al proyecto en la sustitución de importaciones, clave para que el test pueda tener un precio accesible”, concluye Hermida.

Como resultado de la experiencia, la científica anticipa que “a futuro, está previsto transferir la tecnología de producción (del IPTG) para que una empresa nacional pueda fabricarlo”.

La ANMAT ya recibió los informes sobre el uso de la vacuna rusa Sputnik V en mayores de 60 años

Por otro lado, la ANMAT recibió este lunes los informes técnicos necesarios para avanzar con la aplicación de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V.

La noticia fue confirmada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, al diario La Nación.

Según anticiparon fuentes de la Casa Rosada, este marte se anunciará oficialmente que la vacunación en ese rango etario comenzará en febrero, dado que los informes que recibió el organismo dan luz verde en este punto.

El Ministerio de Salud comenzó este mismo lunes a distribuir las 300.000 unidades de la segunda dosis de la vacuna   Sputnik V que llegaron el sábado desde Moscú, para que entre "esta noche y mañana" estén a disposición de las provincias.