La jueza federal de Caleta Oliva, Marta Yáñez, confirmó que un informe de la Armada constató en diciembre de 2016 que había "una serie de anomalías y defectos en el funcionamiento" del submarino ARA San Juan, y recomendaba "la inmediata solución" de esos desperfectos para que la nave no tuviera problemas de operatividad.

La magistrada señaló que ahora deberá determinar cuáles eran esos daños y si ponían en riego a la tripulación", y consideró que si el submarino no estaba en condiciones de navegar habría que "determinar responsabilidades penales".

"Hoy no puedo aventurar que fue un accidente, o que lo derribó un barco chino. En principio, yo determinaría las condiciones en las que salió el ARA San Juan y el tema de las comunicaciones, qué se pudo haber advertido", señaló la funcionaria judicial en declaraciones a la señal TN.

Yáñez admitió que el hecho de "no poder hallar al submarino hace que todo sea más difícil", y remarcó que "La Nación y la Justicia le deben a los familiares una explicación" sobre la suerte corrida por la tripulación del ARA San Juan.