El senador por Mendoza de Juntos por el Cambio Julio Cobos hizo uso de la palabra para anticipar su voto "no positivo" para el proyecto que legaliza la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), tal como lo hizo en 2018. 

"Llevamos varias horas de debate, se ha dicho prácticamente todo y hay gente de un lado y el otro que están esperando una decisión final", destacó el legislador radical y aseguró que el "objetivo" de su discurso fue "ratificar lo que ya dijera en cuanto a mis razones en aquella oportunidad, en este caso no acompañar el proyecto de ley". 

Cobos, recordado como el vicepresidente cuyo voto fue "no positivo" para la ley 125 de Retenciones al Campo en 2008, brindó tres fundamentos para su decisión contraria a la legalización del aborto. 

En primer lugar señaló que los legisladores deben "legislar" y que una ley "puede modificar otras leyes pero no la Constitución". "La Constitución es clara no sólo por lo que establece la misma sino por los pactos a los que hemos celebrado y que forman parte del paquete constitucional", explicó haciendo referencia al "Derecho a la vida". 

En segundo lugar, Cobos puntualizó que existe un "dilema de tensión" entre el "derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo" y el "derecho a vivir de la persona que está en proceso de gestación". "A medida que nosotros avanzamos en la edad las obligaciones aumentan y mantenemos ciertos derechos, mientras que en los bebés esas obligaciones son nulas y gozan de pleno derecho", enfatizó.

Finalmente, el senador detalló que el tercer motivo de su voto negativo está relacionado con la "representatividad" por ser un senador de Mendoza que debe cumplir con la palabra que le dio a sus votantes en campaña antes de ser elegido para ocurpar su banca en la Cámara Alta. l

Cómo votó Cobos en la sesión de 2018

El senador radical por Mendoza ya había manifestado su desacuerdo con el proyecto de ley que legaliza el aborto hasta la semana 14 en la sesión del 8 de agosto de 2018.