Con mucha expectativa en los alrededores del Palacio del Congreso y una fuerte presencia de funcionarios nacionales en el recinto, el Senado debate el proyecto de legalización del aborto. Ya al inicio de la sesión, los "verdes" contaban con ventaja, luego de que en la Casa Rosada aceptaron tener en cuenta alguna de las objeciones de los legisladores “indecisos”" al momento de la promulgación, en caso de que finalmente se aprobara la ley. El entusiasmo creció aún más dentro ese sector cuando las opositoras Stella Maris Olalla y Lucila Crexell, que hasta hoy mantuvieron en reserva su postura, adelantaron que votarían de manera afirmativa.  

La relevancia del debate quedó a la vista en las calles pero también en los despachos de la Cámara alta. Treinta y seis senadoras y senadores viajaron desde sus respectivas provincias a la Ciudad de Buenos Aires para asistir a la sesión. El número de legisladores autorizados para estar en el recinto era el mismo de siempre, pero a diferencia de otras oportunidades, esta vez iban a rotar para poder realizar su intervención de manera presencial.

Cuando la senadora oficialista Norma Durango comenzó su discurso había anotados 59 oradores. En total, 70 legisladores participaban de la sesión, que la vicepresidenta y titular del Senado, Cristina Fernández, inauguró a las 16. La presidenta de la Banca de la Mujer defendió el proyecto que impulsa el Poder Ejecutivo nacional y adelantó que se atendería una de las objeciones que hizo el rionegrino Alberto Weretilneck durante el debate en comisiones hace diez días. "Hemos promovido en consulta con el Poder Ejecutivo nacional que al momento de la promulgación se observe parcialmente el proyecto de ley en caso de ser sancionado a fin de dar claridad al objetivo de la propuesta, mantener las causales de la ILE vigente de 1921 para que sigan como hasta hoy, y para ello vetar parcialmente la palabra 'integral' en el inciso 2 del artículo 86 y el inciso b del art 4", especificó la pampeana.

El anuncio de Durango bastó para que Weretilneck resolviera no abstenerse y votar a favor de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), a pesar de que había realizado otros cuestionamientos más al texto de la iniciativa. De esa manera, los "verdes" sumaban un voto más. Para ese entonces, el entrerriano Edgardo Kueider, que también había planteado en privado objeciones similares, se inclinaba por apoyar el proyecto. También Olalla y Crexell, resolvieron acompañar la norma, lo que rápidamente generó algarabía dentro y fuera del Congreso.

"Hoy tiene que ser ley. Por nuestras madres, que no tuvieron esa posibilidad, para nuestras hijas, que nos reclaman este derecho, y por nuestras nietas, que van a poder tener más libertad", dijo Durango. Desde el recinto la escuchaban la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, quienes fueron las primeras funcionarias en llegar al Congreso. También estaban las asesoras presidenciales Dora Barrancos y Cecilia Nicolini, la titular de AYSA, Malena Galmarini; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; y la ministra de Seguridad, Sabina Frederic.

La senadora oficialista Nancy González planteó que era urgente la aprobación de la IVE y señaló que "seis niños quedaron huérfanos apenas se rechazó el proyecto en 2018 porque sus madres se realizaron aborto clandestinos".

Una de las intervenciones más esperadas era la de la senadora del Frente de Todos Silvina García Larraburu, que hace dos años votó en contra y ahora lo hará a favor. "Como dirigente política tengo la obligación de cuestionarme", dijo. Y continuó: "Aprendí mucho estos dos años. Soy la misma senadora que este tiempo decidió seguir escuchando a todas las partes y con un profundo respeto por el que piensa distinto". "Mi voto es un voto deconstruido, es un voto afirmativo", cerró la rionegrina.

"Esta ley no viene a promover ni a fomentar el aborto, este proyecto viene a generar una reparación histórica, viene a generar mayor justicia social", dijo María Eugenia Catalfamo, la senadora más joven de ese cuerpo. Para ese momento, presidía la sesión el opositor Martín Lousteau, de corbata verde.

"Voy a votar una vez más en forma negativa porque creo que no es una prioridad de salud pública ni se trata de un cambio cultural o social que el misionero reclama", explicó el oficialista Maurice Closs, que hizo varios esfuerzos para no quedar enfrentado con el Poder Ejecutivo nacional.

El senador opositor Humberto Schiavoni, a favor del proyecto, destacó que el ex presidente Mauricio Macri habilitó el debate en 2018 y dijo que "flaco favor le haríamos a esta causa de ampliación de derechos partidizar este tema o tomarlo como una bandera de cálculo político" y subrayó que "no es de ningún sector político".

"Yo defiendo las dos vidas", dijo al comienzo de su intervención la senadora de PRO Laura Rodríguez Machado. "Una ley no obliga a abortar", sentenció y adelantó que votaría a favor de la iniciativa para "bajar los abortos clandestinos".

Con la ratificación de sus votos a favor, Schiavoni y Rodríguez Machado -dos legisladores macristas- tiraron por la borda las especulaciones sobre que algunos en Juntos por el Cambio podrían cambiar su voto para no "regalarle" una victoria al presidente Alberto Fernández.

A esa hora, en el Frente de Todos, las cuentan favorecían a los "verdes". "Hay 36 a favor y 33 en contra", aseguraban desde el bloque oficialista. "A nosotros nos da 35 a favor y 32 en contra, pero no sabemos si en el oficialismo lo cuentan a Leavy", señalaban desde el interbloque opositor, en referencia a Sergio "Oso" Leavy, que en 2018 votó en contra cuando era diputado y hace unos días empezó a repensar su voto luego de que se reunió con el mandatario.

La tucumana Beatriz Mirkin, una de las senadoras más activas durante el debate en el plenario de comisiones, defendió una vez más el proyecto de la IVE y finalizó su discurso del mismo modo que lo hizo hace dos años: “¿Qué vamos hacer? ¿Vamos a enviar a la policía o vamos a brindar atención?”.

"Me quiero solidarizar con los senadores y senadoras que a esta hora están recibiendo presiones. Recién corté con uno de ellos y me contaba presiones de fanáticos", dijo el senador oficialista Matías Rodríguez. Y agregó: "Los varones podemos acompañar pero desde ningún punto de vista votar en contra".

Ana Claudia Almirón también les habló a sus compañeros de bancada: “No podemos ser el ala progresista de un partido conservador. La legalización del aborto es justicia social”.

Más notas de

Gabriela Vulcano

Diputados dio dictamen al proyecto de Monotributo

Diputados dio dictamen al proyecto de Monotributo

El oficialismo busca dictaminar este jueves el proyecto de Monotributo y llevarlo al recinto la semana próxima

El oficialismo busca dictaminar este jueves el proyecto de Monotributo

Diputados se prepara para tratar esta semana el proyecto de ley de Monotributo

Diputados se prepara para tratar esta semana el proyecto de ley de Monotributo

Diputados aprobó el proyecto que reduce las tarifas de gas en zonas frías

Diputados aprobó el proyecto que reduce las tarifas de gas en zonas frías

Diputados dejó fuera del debate el proyecto que fija criterios sanitarios

Diputados dejó fuera del debate el proyecto que fija criterios sanitarios

Diputados: Pfizer negó pedido de "retornos" y aseguró que no se cerró un acuerdo por el marco legal argentino

Pfizer negó pedidos de "retornos" y explicó por qué no hubo acuerdo

Legisladores de diferentes bloques se reunirán mañana en Diputados con los representantes de los laboratorios

Legisladores de diferentes bloques se  reunirán mañana en Diputados con los representantes de los laboratorios

"Nunca se barajó suspender las PASO desde el Gobierno"

"Nunca se barajó suspender las PASO desde el Gobierno"

Cafiero apuntó contra Juntos por el Cambio: "Tenemos el único objetivo de salvar vidas cuando otros sólo buscan ganar una elección" 

SENADO ARGENTINA

El Senado convirtió en ley la postergación de los comicios y la reforma de Ganancias para empresas

SENADO ARGENTINA