El secretario de Culto, Guillermo Oliveri, consideró este jueves que "nadie se puede sorprender" con el proyecto de legalización del aborto que el Gobierno presentará próximamente en el Congreso nacional y afirmó que el Ejecutivo no está "escondiendo nada debajo del poncho y eso facilita el diálogo".

El funcionario respondió de esta manera al pronunciamiento que esta mañana emitieron las autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), en el que expresaron que les "sorprende tristemente" las noticias sobre la inminente presentación de la iniciativa y consideraron que la situación de la salud pública "hace insostenible e inoportuno cualquier intento de presentar y discutir" una ley de esas características.

"Nadie se puede sorprender, no estamos escondiendo nada debajo del poncho y eso facilita el diálogo. La idea no es romper ni cortar los puentes", dijo Oliveri en declaraciones a radio Provincia.

En ese marco, el funcionario sostuvo que el presidente Alberto Fernández "nunca ocultó su posición" y agregó: "Es más en todas las reuniones (con la Iglesia) el tema lo sacó siempre él, dijo que tenía un compromiso y una posición respecto del tema del aborto. Así que nadie se puede sorprender".

"Evidentemente el Presidente va a cumplir con lo que prometió y con lo que cree", sostuvo el funcionario.

Por otro lado, Oliveri reveló que el Presidente "al primero que llamó cuando cerró el acuerdo por la deuda fue al Papa" y contó que "hubo una presión silenciosa que ejerció Francisco con la titular del Fondo (Kristalina Georgieva), a quien recibió en Santa Marta; fue de la manera que puede presionar un religioso, pero lo hizo".

Guillermo Oliveri sostuvo que el Gobierno no está "escondiendo nada debajo del poncho"

El aborto legal, un compromiso de algunos funcionarios

La vicepresidenta del bloque de diputados del Frente de Todos (FdT), Cecilia Moreau, remarcó su "compromiso personal para que el aborto sea ley" y no descartó que la iniciativa pueda ser tratada en sesiones extraordinarias del Congreso nacional.

"Tengo un compromiso personal para que el aborto legal sea ley", aseveró Moreau en declaraciones a FM Futurock. Y subrayó: "El Poder Ejecutivo ya tiene el proyecto de aborto legal, depende de él el cuándo".

En este sentido, la diputada nacional del Frente de Todos, Carolina Gaillard, presidenta de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara baja, consideró que "están dadas las condiciones" para que "este año" se pueda sancionar una ley que legalice el aborto y sostuvo que "no hay margen para no sancionarla".

"Hay una demanda del colectivo de mujeres que se han organizado. No hay margen para no acompañar este proyecto. Cuando decimos 'Ni una Menos' decimos ni una menos para el aborto clandestino también", sostuvo Gaillard en declaraciones a FM La Patriada.

En esta línea, Cecilia Moreau añadió: "Mi miedo es que grupos anti derechos generen un clima violento con la discusión del aborto cuando en realidad esto tiene que ser tratado con alegría, con mística militante".

Destacó además que "este gobierno tomó la salud como uno de los pilares del desarrollo", al hacer referencia a las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo en el marco de la pandemia de coronavirus.

Respecto a los tiempos para el debate de la ley para legalizar el aborto, la vicepresidenta del bloque de diputados del FdT sostuvo que "no sería una locura tratar el proyecto de aborto legal en extraordinarias, no lo descarto".

Cecilia Moreau (derecha) aseguró que tiene un "compromiso personal" con la legalización del aborto

"El Congreso va a seguir funcionando aunque les pese a muchos hasta que lo necesite el Poder Ejecutivo", aseveró Moreau,

Finalmente, la diputada del FdT afirmó: "Tengo la convicción que esta es una decisión que tienen tanto el Presidente como la Vicepresidenta y tengo la convicción que Sergio Massa en Diputados va a garantizar un debate totalmente equitativo".

Para Gaillard, el presidente Alberto Fernández -que en los últimos días reafirmó su decisión de enviar al Congreso el proyecto- "estuvo bien y tomó una decisión política muy importante de prometerlo en campaña y en la apertura de sesiones".

En ese sentido, Gaillard coincidió en que "no era oportuno enviarlo y tratarlo en el medio de la pandemia" por el coronavirus.

"La decisión política está y eso es lo importante, hay intención de que salga, hay un Presidente que no mira para el costado", afirmó la diputada del Frente de Todos, al destacar que "es clave que nos comprometamos a darle sanción al proyecto".

El comunicado del Episcopado sobre el aborto

Las autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) expresaron que les "sorprende tristemente" las noticias sobre la inminente presentación del Gobierno ante el Congreso de un proyecto sobre el aborto y consideraron que la situación de la salud pública "hace insostenible e inoportuno cualquier intento de presentar y discutir" una ley de esas características.

Así lo expresó la Comisión Ejecutiva de la CEA, que encabeza el obispo de San Isidro, monseñor Osca Ojea, en una declaración de dos carillas difundida esta mañana, en la que hablan del "humillante aumento en la cantidad de hogares cada vez más pobres".

"Las últimas noticias sobre la inminente introducción del proyecto de ley de aborto al Congreso Nacional nos sorprenden tristemente porque desalientan la búsqueda del encuentro fraterno e imprescindible entre los argentinos", dice el texto.

Para los obispos, "así como la dignidad de la vida y la promoción de los derechos humanos son conceptos centrales en una agenda auténticamente democrática, la situación general de la Salud Pública, planteada por esta dolorosa coyuntura, hace insostenible e inoportuno cualquier intento de presentar y discutir una ley de estas características".

Oscar Ojea pidió defender "todas las vidas"

Asimismo, consideran que la iniciativa del Gobierno nacional "oscurece gravemente el horizonte que nos propone el Papa Francisco en su reciente Encíclica Fratelli tutti: abrir el corazón ante un mundo que rompe en pedazos los sueños y se encierra detrás de una mirada egoísta y excluyente".

En el comunicado, la CEA sostiene que "el sentido común -que abunda en el pueblo sencillo- nos revela que no hay lugar para pensar en proyectos legislativos que contradicen el discurso que dice cuidar a todos los argentinos como prioridad".

Hablan también de un tiempo en el que "el ánimo de los argentinos se sobrepone a situaciones extremas con paciencia, ingenio y esperanza –aún ante la pérdida de seres queridos en las familias-, y mencionan "el humillante aumento en la cantidad de hogares cada vez más pobres".

Los obispos se refieren, asimismo, a "un año escolar que dejó al margen a una gran cantidad de alumnos y puso en evidencia la desigualdad de recursos y medios", y destacan también a "los heroicos agentes sanitarios agotados por el esfuerzo sobrehumano", que "nos piden a gritos que cuidemos la vida".

"Desde el comienzo de este largo tiempo en que respondemos como sociedad a la virulencia de una pandemia inesperada, la Iglesia ha acompañado todas las acciones destinadas a enfrentar y mitigar las consecuencias del Covid-19", remarcan los prelados.

Dicen además que ese apoyo se hizo "con prudencia y respeto a las decisiones de la autoridad política y sanitaria ya que sabemos que la búsqueda y el fortalecimiento de la unidad es una consigna para la superación de todo lo que nos aflige como país y como humanidad".

"Recordamos aquella consigna dramática y todavía vigente del Santo Padre en su oración del 27 de marzo: '¡Estamos todos en la misma barca!' '¡Nadie se salva solo!' Nos preocupa todo cuanto pueda alejarnos de este compromiso por la unidad a favor del bien común o que pueda acrecentar la brecha que nos divide", agregan.

Por último, el Episcopado sostiene en su declaración que la pandemia "nos ha alertado que el Estado debe velar por el cuidado de la 'salud pública'; es decir, el cuidado de la vida humana".

"No cuidar todas las vidas, toda la Vida, sería una falta gravísima de un Estado que quiere proteger a sus habitantes. Invitamos a la prudencia política para no desalentar la búsqueda de la máxima unidad posible en un cuerpo social herido por los desencuentros entre argentinos", concluye el texto.

El comunicado completo: