El secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación, Gustavo Beliz, recibió hoy en Casa Rosada a su par de Brasil, Flavio Viana Rocha, en un encuentro que compartió con el ministro de Economía, Martin Guzmán; y los embajadores Daniel Scioli y Reinaldo Salgado (de Brasil en la Argentina), en lo que en el Gobierno percibibieron como "una señal clara y contundente de dejar una grieta que se va achicando con Brasil".

Viana Rocha es uno de los funcionarios más cercanos influyentes de Bolsonaro y vino con un mensaje del presidente: estrechar relaciones con la Argentina.

En la reunión habló de “desatar nudos” y avanzar en un nuevo vínculo, que apunte a estrechar relaciones no solo en términos políticos, sino con la posibilidad de establecer acuerdos comerciales.

El funcionario del vecino país, también trajo el mensaje de todos los ministros del gabinete de Bolsonaro de estar a disposición para articular entre ambos países.

Luego de la reunión, cálida y en muy buenos términos, Viana Rocha y los embajadores Scioli y Salgado fueron al ministerio de Defensa a reunirse con el ministro Agustín Rossi, donde se avanzó en la potencial compra del VBTP-MR Guaraní,  un vehículo blindado anfibio, que se fabrica en Iveco Brasil, empresa que visitó el propio Rossi en noviembre pasado.

También se avanzó en la idea de concretar una fuerza nacional de patrullaje marítimo

Posteriormente, se trasladaron a la Cancillería para reunirse con el canciller argentino Felipe Solá.

Esta noche, Viana Rocha participará de una cena que oficiará Scioli como anfitrión con varios empresarios, entre ellos, Eduardo Eurnekian, Pablo Antúnez (CEO del Grupo Pérez Companc), Daniel Herrero (presidente de Toyota), José Zuccardi, entre otros.

Entre los funcionarios, estarán Gustavo Beliz, Ariel Schale (secretario de Industria de la Nación), Guillermo Justo Chaves, jefe de Gabinete de la Cancillería y Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería.

"Es el comienzo de una visita que tuvo una señal clara y contundente de dejar una grieta que se va achicando, cada día más, con Brasil", resaltó el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli.

En declaraciones a los medios acreditados en Casa Rosada, Scioli afirmó que "todos los pasos se fueron dando" para lograr un acercamiento con Brasil, y detalló: "Primero el encuentro (telefónico) de los presidentes (Alberto Fernández y su par de Brasil Jair Bolsonaro), y la agenda concreta en cada uno de los ministerios".

Además, subrayó que la visita del Secretario de Asuntos Estratégicos de Brasil es "un mensaje de toda esta voluntad política de trabajar juntos, que se vuelque en las distintas áreas".

"Como dijo Flavio Viana Rocha, ir desatando los nudos y poder ir cumpliendo cada uno de los objetivos", agregó.

Consultado sobre la posibilidad de que se produzca otro encuentro entre Fernández y Bolsonaro, respondió: "Está abierta esa esa posibilidad, las cosas de van a ir dando como se dio aquel primer encuentro, como se da ahora esta visita de un hombre que es de la máxima confianza y proximidad al presidente Bolsonaro".

En esa línea, Scioli destacó que Viana Rocha fue una de las personas que "ayudó muchísimo en su momento a encauzar la relación" con Brasil.

Fuentes oficiales precisaron que el funcionario brasileño "también ayudó a que Brasil exporte a la Argentina 1,5 millones de dosis de Midazolam, una droga que se usa como inductor de sueño en los respiradores de pacientes con COVID. Hasta ese momento, Brasil tenía cerradas las exportaciones de esa droga".

"Su presencia es destacada como un encuentro bilateral entre los gobiernos de ambos países, en el marco de relaciones que se fueron estrechando y que tuvieron su punto cumbre en ocasión del diálogo entre los presidentes Fernández y Bolsonaro el pasado 30 de noviembre", concluyeron.

De la reunión, también participó el ministro de Economía, Martín Guzmán.