La investigadora del Conicet Sandra Pitta, quien es la primera firmante de la carta sobre la "infectadura" a la que suscribieron distintos científicos e intelectuales, consideró que lo que se denunció fue "la pérdida de la institucionalidad con la excusa de la infección y la implementación de una cuarentena que está mal gestionada"."Hay muchos que no leyeron el texto y otros que no lo interpretaron. De ninguna manera estamos en contra de la cuarentena, una medida que toman todos los países del mundo", aseguró.