Militantes antiabortistas se dieron cita en las puertas del Congreso para manifestar su rechazo al proyecto de despenalización del aborto, a poco de comenzar el debate en la Cámara de Diputados, y advirtieron que dicha iniciativa equivale a "firmar el decreto de muerte de millones de niños".

"Estamos acá para defender la vida" sostuvo el coordinador de la "Marcha por la Vida", Alejandro Geyer. "Legal o ilegal, el aborto mata igual", fue una de las consignas más repetidas.