La ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Soledad Acuña, reconoció que este lunes "los colegios están abriendo de manera dispar" debido a "la hora del fallo" de la Justicia porteña por el cual determinó que el decreto presidencial de suspensión de clases presenciales no es válido para la jurisdicción. Mientras tanto, muchos docentes adhirieron al paro y familias no enviaron a sus hijos a la escuela por miedo a los contagios.

"Los colegios están abriendo de manera dispar, obviamente, por la hora del fallo de anoche. Muchos habían cambiado sus horarios, pero mañana las escuelas volverán a abrir y estarán los chicos en las escuelas", aseguró Acuña, confiada, en diálogo con radio Rivadavia.

La funcionaria porteña apoyó el fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo y defendió la medida: "Tenemos la certeza de que estamos haciendo lo correcto, con evidencia, porque es necesario tener las escuelas abiertas".

"Antes de la conferencia de prensa de anoche, nos comunicamos con todos los niveles de la escuela pública pero entendemos que muchas hoy no van a poder abrir sus puertas, pero mañana sí", dijo la ministra en declaraciones formuladas esta mañana a la radio La Red.

Insistió en que en las escuelas tuvieron "un nivel bajísimo de casos que dieron positivo" y que "no hubo contagios en las burbujas dentro de las que se dieron esos casos".

"En el último mes, dentro de las 750 mil personas que van a las escuelas, tuvimos una tasa de contagio de 0,69%. Trabajar con chicos no es una actividad de riesgo. Estamos tomando una decisión no solo porque era necesario, sino porque es posible hacerlo", sostuvo.

Por otro lado, aseguró que "en la Ciudad uno de cada cuatro alumnos" utiliza el transporte público para llegar a la escuela porque "la mayoría vive cerca de los colegios".

Paro docente

Acuña desestimó el paro docente al afirmar que "la preocupación" del Gobierno porteño "pasa por otra cosa" y marcó una diferencia sindicalistas y docentes. "Los sindicalistas están haciendo mucha política partidaria; la posición de los docentes es muy distinta", consideró. No quiso decir si se harán o no descuentos a los docentes por el día de paro.

Las seccionales porteñas de los sindicatos docentes ATE, Sadop y UTE-Ctera anunciaron que harán paro y no irán a dar clase a las escuelas para respetar el decreto presidencial, con fuertes críticas contra el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

" ATE junto a UTE el lunes 19 vamos al paro y exigimos que se cumplan con los 15 días de medidas preventivas que desde el gobierno nacional se decretaron en defensa de la vida", anunciaron las organizaciones gremiales desde su seccional porteña de cara a la jornada de este lunes.

En un comunicado publicado en redes sociales, cuestionaron que "el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, priorizando su carrera electoral y el marketing político por sobre el cuidado y la vida de todxs lxs porteñxs, presiona para sostener la presencialidad en contra de las normas dictadas por la Nación, apelando a la judicialización del DNU".

"En las escuelas siempre enseñamos a respetar el orden de prelación de las leyes, la Constitución Nacional y el pleno ejercicio de la democracia en el marco del Estado de Derecho. Exigimos que Horacio Rodríguez Larreta acate lo resuelto por el Poder Ejecutivo Nacional. Porque la salud y la vida son prioridad", señalaron.

 

El Sindicato de Docentes Privados (Sadop) que lidera Jorge Kalinger, llevará adelante un paro en los próximos días y "denunciará a los propietarios de escuelas privadas que no cumplan con la suspensión de clases presenciales en el AMBA", fijada a partir de la segunda ola del Covid-19.

Al remarcar la vigencia del DNU, Sadop irá “contra aquellos propietarios de establecimientos educativos de gestión privada del AMBA, que en abierta violación a la normativa vigente convoquen a las y los docentes a prestar tareas de modo presencial" por violar artículos del Código Penal referido a la propagación de enfermedades.

Escuelas cerradas y familias que no mandan a sus hijos a clases

Varias escuelas de la Ciudad de Buenos Aires no acataron la disposición del gobierno porteño y no abrieron sus puertas, mientras que muchas familias decidieron no enviar a sus hijos a clases por miedo a los contagios y para respetar el DNU y el paro docente.