El Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires acusó este viernes a Mauricio Macri de haber montado un "autoallanamiento" en su quinta Los Abrojos, y remarcó que la denuncia contra el ex presidente por supuesta violación de la cuarentena tras su regreso de Europa no fue impulsada por el intendente de Malvinas Argentinas, Leandro Nardini.

En ese sentido, señaló que el juez que ordenó el allanamiento, Juan Manuel Culotta, es un "codiscípulo del Colegio Cardenal Newman como el ex presidente" y que fue "designado, de forma irregular, por durante la gestión de Cambiemos".

"El motivo procesal difundido en las redes sociales y en los medios afines al macrismo es falso. Los peronistas no andamos con gorra y uniforme soplándole a la Justicia infracciones o delitos de nuestros oponentes, a quienes les damos pelea en la discusión de ideas y en las urnas", planteó el PJ bonaerense en un comunicado.

Al respecto acusó a Juntos por el Cambio de recurrir "al montaje de un autoallanamiento al servicio de la posverdad, olvidando que la mentira tiene las patas demasiado cortas y enseguida se la alcanza".

Violación de la cuarentena

Este jueves, por orden de Culotta, la Policía Federal realizó un procedimiento en Los Abrojos para retirar los videos de seguridad del domicilio, en el marco de una denuncia por violación de la cuarentena.

Se investiga si Macri rompió la cuarentena obligatoria de 14 días que debe cumplir una persona que ingrese al país proveniente del exterior, al regresar de su viaje a Francia y Suiza el pasado 3 de septiembre.

El motivo de la denuncia tiene que ver con la reunión que el líder del PRO mantuvo la semana pasada con los intendentes Martín Yeza, de Pinamar; Ezequiel Galli, de Olavarría; y Francisco Ratto, de San Antonio de Areco.

El encuentro fue el pasado 10 de septiembre y se desarrolló antes de que el ex presidente cumpliera las dos semanas del aislamiento obligatorio que establece el decreto firmado por el Ejecutivo en el marco de la pandemia por el coronavirus.