El secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, aseguró hoy que la expectativa oficial es que la carga de datos durante el escrutinio provisorio sea “más rápida” que en las PASO, y subrayó que lo más importante “es que está todo dado como para que tengamos una elección muy transparente” y con una “alta participación ciudadana”.

Sobre la carga de datos, Pérez aseguró: “Seguramente habrá disparidad, como ocurrió en la elección anterior, de acuerdo a las características de cada elección, pero sí tenemos expectativas de que en ésta tengamos un proceso de carga un poco más rápido que en la elección anterior”.

El funcionario remarcó que, pese a los cuestionamientos opositores, en las pasadas elecciones de agosto “tuvimos el proceso de carga más rápido de los últimos tiempos”, durante una rueda de prensa en el Archivo General de la Nación, para brindar detalles sobre el operativo electoral del próximo domingo, en el que participarán cerca de 33 millones de electores.

"Hemos mejorado la logística, con la disposición de más vehículos para recoger los telegramas de las escuelas. Hemos puesto más centros de transmisión: 18 más en la provincia de Buenos Aires”, apuntó el funcionario nacional, quien mostró confianza “en el trabajo en común realizado junto al resto de las fuerzas políticas” que incluyeron hasta simulacros de recuento.

Una vez más, Pérez volvió a cuestionar el actual sistema electoral, al insistir con la reforma que impulsa el oficialismo y fuera rechazada por el Senado de la Nación, que, sostuvo, prometía “mejorar el sistema”.
También señaló que siempre, el día de la elección, “queda un porcentaje sin escrutar”, pero que tanto desde el Gobierno como de la Justicia se trabajó con capacitación para reducir ese número; también explicó que la experiencia de las PASO arrojó como resultado que hubo errores de autoridades de mesa en la carga de telegramas.

"Hubo telegramas que no se pudieron cargar que han tenido que ver con errores en las autoridades de mesas. Por ejemplo, telegramas que venían sin la firma del presidente de mesa, que venían vacíos o que venían incompletos”, señaló Pérez, quien estuvo acompañado por el director nacional electoral, Fernando Álvarez Álvarez, y el comandante general electoral, Carlos Pérez Aquino.

“Todas estas circunstancias han tenido que ver con errores de las autoridades de mesa y por eso trabajamos con la Justicia Electoral con mayor capacitación para bajar estos errores y tener escrutado lo más cercano al cien por ciento”.


También se refirió al operativo sobre las provincias fronterizas para evitar irregularidades: “La Cámara Nacional Electoral está llevando adelante una prueba piloto de biometría, tratando de atender la situación de gente que no siendo de ahí está votando en ese lugar, o gente que vive en países limítrofes y sin embargo votan en provincias de nuestro país”.