Los trabajadores aeronáuticos realizarán hoy un paro de 24 horas que afectará a todos los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral, aunque ayer comenzaron las primeras cancelaciones, en reclamo de un aumento salarial del 26%.

Los sindicatos anunciaron la medida de fuerza tras una nueva reunión con los empresarios llevada a cabo el jueves último, la cual no arrojó resultados favorables ante una diferencia de diez puntos entre lo pretendido y lo ofertado.

Ante la huelga, el Gobierno ya advirtió que descontará el día que no se trabaje, mientras las autoridades de Aerolíneas tildaron de “absurdo y ridículo” el paro. Las cancelaciones comenzaron este lunes con el fin de garantizar el regreso de todos los aviones a su destino correspondiente antes de las 0, horario del inicio del cese de actividades.

El secretario de Prensa e la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA), Marcelo Urich, subrayó: “El paro está confirmado”.

En declaraciones radiales, cuestionó: “Venimos hace 60 días negociando. En las paritarias de 2017, somos la última tanda de gremios que negocia. Y eso nos sorprende porque la mayoría firmó un 26% en marzo”. “Nosotros pedimos que se reponga el salario de acuerdo con la inflación. Pedimos un 26%, pero entre un 24 y un 25%, estaríamos cerrando”, evaluó.

Además, señaló: “No me cabe ninguna duda que todos perdemos con la medida de fuerza, pero es motivo de la intransigencia de parte de las autoridades de Aerolíneas”.

Urich aseguró que los sindicatos pidieron que se extendieran las negociaciones y cuestionó la “actitud cerrada al no hacer oferta superadora”. Subrayó, además, que se están por vencer “las conciliaciones del resto de las empresas que están dentro de la actividad, lo cual de seguir esto situación conflictiva, va a decantar en una parálisis total de toda la actividad aerocomercial”.

  • Aval mayoritario de gremios

Además, de UPSA, la medida de fuerza que hoy se llevará a cabo es apoyada por la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), la Asociación del Personal Aeronáutico (APA) y la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA).

Por su parte, la Asociación Argentina de Aeronavegantes rechazó la posibilidad de sumarse al paro y sostuvo: “Si bien estamos en estado de asamblea permanente, no vamos a usar a los pasajeros de rehenes para nuestras negociaciones”. El mensaje de este gremio coincide con la postura planteada desde el gobierno al respecto.