Desde el bloque de sindicatos aeronáuticos se pronunciaron en severos términos respecto a la intención de Latam para acceder al Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC). En primer lugar esas organizaciones consideran que existe normativa en pandemia por la prohibición de despidos y si bien están dispuestos a integrar una mesa de diálogo consideran que la aspiración de Latam para acceder al PPC “carece de fundamento normativo”.

“Los trabajadores no generaron esta situación. Nos corresponde y honra la defensa de los puestos de trabajo y los derechos de nuestros compañeros”, resumió Pablo Biró ( APLA) a este diario con relación a los más de 1.700 empleados que están pendientes de alguna definición en el conflicto.

No sólo se trata de declaraciones periodísticas la definición de los aeronáuticos, de hecho APLA, la asociación de Pilotos que encabeza Biró, hizo llegar por escrito a la cartera laboral la testitura donde se considera improcedente la intención empresaria, citando los decretos 329 y 487 del corriente año “donde se prohíben los despidos por falta o disminución de trabajo y también razones de fuerza mayor”, consta en el documento de 10 folios que elevó el sindicato.

Vale recordar que a la hora de peticionar el PPC al Gobierno, Latam apuntó al bloque gremial y “su intransigencia” como una de las razones que la llevaron a la suspesión de actividades en el país.

La reacción inmediata de los sindicatos fue preguntarse en voz alta, desde qué prisma la compañía pondera su situación global, ya que la realidad de Latam hoy presenta una crisis verificable en varias naciones, remarcaron tanto desde APLA como otras organizaciones a BAE Negocios.

Desde el bloque aeronáutico gremial reseñan que la cartera laboral a cargo de Claudio Moroni todavía no se expidió respecto al pedido de PPC de Latam, instancia que de aprobarse debería integrar a los sindicatos a las gestiones para evaluar a ese procedimiento como también al sindicato de pilotos que se generó dentro de la empresa aerocomercial, fenómeno que se repitió en otras compañías al compás de la puja entre gremio y empresas que se verificó desde 2015 a 2019.

“Consideramos que existe una extorsión de la empresa, la cual rechazamos obviamente para ratificar que se utilizarán todos los medios a nuestro alcance para que los verdaderos responsables de esta situación se hagan cargo de la misma, sin que se defina un solo despido. Repito, es nuestra obligación y convicción”, efantizó Biró.

Además de los pilotos que representa Biró, el resto del bloque aeronáutico, léade APTA, APA, UPSA y AAA, volvieron a unir su posición respecto a la actitud de Latam, cuyo conflicto comenzó hace meses cuando la empresa intentó reducir el 50% del salario a sus empleados, bajo la aseveración de que había llegado el momento "de poner el hombro y más por la empresa". Va de suyo también que respecto a la ayuda oficial para acreditar salarios Latam recibió las dos ediciones de ATP que formalizó la Casa Rosada como respaldo salarial en el sector privado.

"Los pedidos de PPC son para que una compañía continue, no para aligerar su liqudación a bajo costo", reseña también una presentación de APTA, acotando que ni siquiera la emergencia del Covid amerita que "se constituya un ardid para dejar sin empleo a los trabajadores eludiendo obligaciones indelegables".