Los cinco gremios aeronáuticos y las autoridades de Aerolíneas Argentinas-Austral volverán a encontrarse el jueves en procura de destrabar la difícil negociación paritaria salarial.

Cronograma electoral mediante, será la continuidad de la pulseada salarial post elecciones legislativas, con diferencias no solo de porcentaje reclamado (26%) y ofrecido (16%), sino en confrontación abierta por la política aerocomercial del Gobierno.

“Ausencia de avances en las negociaciones”, fue hasta ahora el común denominador, en las discusiones de las que participan la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APSA), la Asociación de Personal Aeronáutico (APA) y la Unión de Personal de Seguridad Aeronáutico (UPSA).

Las negociaciones salariales ya habían pasado a un cuarto intermedio la semana pasada al no lograr las partes un acuerdo definitivo en relación con la nueva grilla salarial que reclaman los trabajadores de las empresas.

Hasta ahora el conflicto derivó en asambleas y cancelación de vuelos en virtud del desacuerdo, como también la “exposición” de montos salariales que hizo pública Aerolíneas/ Austral y friccionaron aún más la pulseada.