El ministro de Defensa, Oscar Aguad, afirmó hoy que "detrás de las críticas" a la directiva presidencial que involucra a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad interior "existe hipocresía e intereses económicos de sectores políticos que colaboran con el narcotráfico".

"Hay una ley de defensa aprobada en su momento por el Congreso nacional y es la norma que estamos acatando. Detrás de las críticas existe hipocresía e intereses económicos de sectores políticos que colaboran con el narcotráfico", afirmó Aguad.

El funcionario, quien confirmó que el 14 de agosto próximo comenzará el plan de reforma y reconversión de las Fuerzas Armadas, precisó que serán "500 efectivos de distintas guarniciones que están cerca de la frontera norte y que brindarán apoyo logístico a las fuerzas de seguridad"

"Además vamos a llevar modernas tecnologías aéreas y terrestres para dar un gran apoyo a las fuerzas de seguridad", dijo.

En declaraciones a la radio rosarina La Ocho, el titular de la cartera de Defensa destacó que "la presencia de las Fuerzas Armadas en las fronteras no es para reemplazar a los gendarmes".

"Es para mejorar la prestación de nuestras fronteras para impedir que el narcotráfico ingrese estupefacientes como lo hace ahora Se trata de mejorar la seguridad del país y contrarrestar este flagelo de chicos que son víctimas de la drogadicción, sobre todo en los sectores más vulnerables del país", precisó

Aguad señaló que "las fuerzas armadas no son policías" y que "quienes agitan ese discurso (de que el Ejército estará en las calles o en los barrios pobres), lo hacen desde la hipocresía del doble discurso. O también lo hacen con intereses que no son propios de las funciones que desempeñan".

"Detrás del narcotráfico siempre hay corrupción. Y hay mucha corrupción política. Hay una ley de defensa nacional, sancionada por el Congreso por unanimidad en 1988. Esa ley está vigente y es la que nosotros acatamos para hacer lo que hacemos. Detrás esos discursos hay hipocresía, pero también hay intereses económicos de sectores políticos que colaboran con el narcotráfico", remarcó.