En medio de la crisis política que se desató por la presentación de renuncias en el Gabinete, el presidente Alberto Fernández presentó su declaración jurada anual, en la que informó un patrimonio de 5,7 millones de pesos.

Fernández realizó la presentación ante la Oficina Anticorrupción, en el filo del vencimiento del plazo estipulado para hacerlo que tienen los funcionarios de Nación, según la ley de Ética Pública. Se trata de la declaración jurada correspondiente al año 2020.

El jefe de Estado informó un aumento de su patrimonio del 14% respecto al correspondiente al año 2019, que era de 5 millones de pesos. Considerado en términos reales, perdió contra la inflación interanual, cercana al 36%.

El patrimonio de Alberto Fernández: los bienes que declaró el Presidente

El principal activo informado por el jefe de Estado es un departamento en Callao al 1900, en el barrio porteño de Recoleta, valuado en 2.024.000 pesos y actualmente ocupado por su ex esposa, Marcela Luchetti

Por otra parte, Fernández consignó créditos a su favor por un total de 1.912.000 pesos, que incluyen uno por casi 1 millón de pesos a nombre del estudio jurídico que comparte con la ex ministra de Justicia, Marcela Losardo. Por el estudio jurídico en sí, declaró activos por 84.000 pesos.

Además, declaró un automóvil Toyota Corolla gris modelo 2019 valuado en 1.455.000 pesos, que usó para trasladarse al Congreso el día de su asunción presidencial. En cambio, se desprendió de otros dos modelos de Toyota Corolla, uno de 2016 y otro también de 2019. 

En paralelo, informó deudas por poco más de 267.000 pesos, entre ellas una de 109.000 pesos con la AFIP, aunque tiene al miso tiempo un crédito de 924.000 pesos a su favor con el organismo recaudatorio, vinculado a retenciones del Impuesto a las Ganancias.

En ahorros, declaró únicamente 13.362 pesos.