Muy atrás quedó la discusión sobre los números de la coparticipación que recibe la Ciudad de Buenos Aires. El avance del coronavirus en la Argentina empujó al mandatario porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a afianzar cada vez más el diálogo con el presidente Alberto Fernéndez, con quien en los últimos días mantuvo tres encuentros, para coordinar medidas que eviten la propagación de la pandemia en el distrito que tiene más infectados.

Desde que comenzaron a reunirse por el COVID-19, Fernández y Rodríguez Larreta intercambiaron elogios públicos y subrayaron que están trabajando "codo a codo". La labor conjunta no sólo contempla  acordar políticas que ayuden a achicar lo más posible la proporción de infectados, sino también a preparar el sistema sanitario por el pico de casos que se espera para abril próximo. "Todo lo hacemos de manera conjunta con la Nación", apuntaron fuentes de la administración porteña.

Las conversaciones también incluyen al gobierno de la provincia de Buenos Aires. Días atrás, los propios ministros de salud de la Ciudad, Fernán Quirós, y de la Provincia, Daniel Gollán, anunciaron la firma de un acuerdo para conformar un "comando centralizado" para trabajar en la prevención del contagio de coronavirus en todo el AMBA.

Una de las primeras acciones que tomaron en la Ciudad fue internar a personas infectadas con coronavirus (COVID-19) en hoteles, que fueron acondicionados para alojar a pacientes que no revistan gravedad para descomprimir los hospitales. Según datos del Gobierno porteño, cuentan con 2000 camas de ese tipo.

Desde la Casa Rosada y la sede gubernamental porteña de Parque Patricios sostienen que están en total sintonía sobre los pasos a seguir. Saben que no sólo no hay lugar para poner por delante ninguna diferencia, sino que además coinciden en que la posibilidad de frenar el avance del coronavirus en el segundo distrito más importante del país en términos poblacionales -que hasta ahora tiene la mayor cantidad de infectados- dependerá del grado de entendimiento al que puedan llegar el Presidente y el mandatario porteño.

Atento a esa situación, Fernández se apuró a reunirse a solas dos veces con Rodríguez Larreta en los últimos días. El jueves pasado se volvieron a encontrar en la Quinta de Olivos, en el marco de la cumbre con gobernadores que encabezó el jefe de Estado antes de decretar el aislamiento social preventivo y obligatorio.

En el anuncio de la medida, el jefe de Gobierno porteño fue uno de los cuatro gobernadores que escoltaron al Presidente, quien se encargó de agradecer a la oposición por el acompañamiento. Ese mismo día, el ex mandatario Mauricio Macri se comunicó con Fernández para brindarle su apoyo en medio de la pandemia, en consonancia a lo que viene haciendo el resto de la dirigencia de Juntos por el Cambio.