El presidente Alberto Fernández, ante la discusión sobre cómo controlar el mercado cambiario y sostener la situación económica, aseguró que "devaluar es muy fácil, pero es una máquina de generar pobreza", y aseguró que quiere "conseguir los dólares" mediante desarrollo, producción y exportación, y no por poner el tipo de cambio "al precio que algunos poderosos necesitan".

Fernández, en referencia a la administración de Juntos por el Cambio y la devaluación de los últimos tres años, remarcó que "si alguno quiere saber lo que le pasa a la Argentina que devalúa, vuelvan a escuchar lo que pasó cuando llevaron el dólar de 9 pesos a casi 15" cuando asumió su antecesor, Mauricio Macri.

"Tenemos que tener memoria, porque devaluar es muy fácil, pero devaluar es una máquina de generar pobreza. Lo que queremos es una Argentina que crezca, que se desarrolle, que de trabajo, produzca y exporte. Así queremos conseguir los dólares. No queremos conseguir los dólares por poner el dólar al precio que algunos poderosos necesitan", afirmó.

Así lo planteó durante un acto de entrega viviendas Procrear desde Ezeiza para familias de las provincias de Buenos Aires y Río Negro y anunció obras públicas para Formosa y La Rioja, en un contexto en que los dólares paralelos se dispararon y el blue alcanzó los 195 pesos.

"Nosotros no vinimos para desentendernos de los problemas de los argentinos" como la necesidad de hospitales y viviendas, sino "para hacernos cargo", sostuvo el Presidente, y contrastó: "Muchos quieren desviarnos, y quieren hacernos creer que tenemos que atender otros problemas, los de pequeñas minorías que quieren que uno responda a sus intereses y se olvide de lo que todos estos argentinos están necesitando".

En este sentido, disparó: "Si quieren dar pelea, daremos pelea, porque para eso llegamos al Gobierno. No llegamos al Gobierno para cruzarnos de brazo ni para obedecerles. Llegamos al Gobierno para obedecer a los que nos votaron, y para hacer a una Argentina que a todos nos incluya".

Sobre la entrega de las casas Procrear, el mandatario expresó: "Pareciera ser que la historia ha querido que aquello que comenzó Néstor (Kirchner) y que siguió Cristina (Fernández) sea yo quien deba terminarlo. Para mí es un orgullo terminar con esa tarea inconclusa", ya que implica "llevarle soluciones a los que más lo necesitan".

"Es muy difícil explicarle al mundo que hubo 11 mil viviendas como estas que dejaron de hacerse. Muchas estaban terminadas y no se entregaron, vaya a saber por qué razón. Por la misma razón que una gobernadora decidió no hacer más hospitales en la provincia de Buenos Aires, sin pensar que alguna vez podía pasar lo que nos ocurrió: qe caiga una pandemia y que los bonaerenses necesiten un hospital público donde ser atendidos", planteó, en referencia a la gestión de María Eugenia Vidal.

Por otra parte, destacó que el Gobierno está "intentanto reconstruir el crédito hipotecario en Argentina". "A partir del viernes podrán inscribirse los que tienen lotes con servicios para acceder al plan Procrear, y ya no tienen que tener miedo de cómo evolucione su cuota, porque su cuota va a evolucionar según su salario. El negocio va a ser, antes que nada, para la gente, para el que necesita una casa, no para otros", celebró.