El presidente Alberto Fernández instó a respetar las medidas de distanciamiento social por la pandemia, señaló que la movilización del lunes "es una invitación al contagio", y rechazo que Argentina se encuentre bajo cuarentena: "Mal que nos pese, la cuarentena hoy no existe. Se abrió la mayoría de la actividad económica y por eso los contagios crecen", subrayó. 

En diálogo con Marca de Radio por La Red, el mandatario tomo un tono más confrontativo con la oposición, a quien consideró como "carente de ideas".

"La oposición está muy carente de ideas. Lo único que hace es hacer denuncias y denuncias. Ya sabemos cómo funcionó la AFI - Agencia Federal de Inteligencia - , por qué alguien que ni siquiera era funcionario tenía un teléfono encriptado, qué decían esas conversaciones", acusó Fernández en relación a la causa que investiga el presunto espionaje ilegal llevado a cabo por el organismo estatal bajo la conducción de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. 

En este sentido, el mandatario también sumó "a algunos medios" en la línea de "ataque sostenido" contra su gestión: "Hay un posicionamiento ideológico muy claro de ciertos medios que entienden que un ataque sostenido sirve. Hay un momento, como dijo Axel (Kicillof), que se nota mucho", fustigó.

Además, consideró que se trata de "una minoría muy intensa que hace mucho ruido", y que "algunos medios  los muestran como los que llevan una cruzada patriótica".

Al ser consultado por los operativos que se desplegarán en la movilización del próximo lunes, el Presidente señaló que el control "es responsabilidad del gobierno de la Ciudad, y de cada una de las jurisdicciones donde se realice" el banderazo.

"Sería bueno que así como fueron tan cuidadosos en la marcha de Santiago Maldonado, lo hagan también el lunes", retrucó el mandatario en relación a los enfrentamiento que protagonizaron las fuerzas policiales porteñas contra manifestantes a tres años de su muerte. 

Sobre los índices de aumento de violencia institucional, Alberto Fernández aseguró que "es llamativo" que después de más de 30 años de democracia "todavía estemos viendo estos hechos".

"La violencia institucional es producto de que se condecoró a Chocobar. Estoy hablando mucho con la mamá de Facundo Castro y encomendé que se haga todo para saber lo que pasó", detalló. 

Deuda y perspectivas económicas

El Presidente volvió a remarcar que el país "recuperó mucho de la actividad económica", que se había desplomado por el impacto de la pandemia, y vaticinó: "Tengo buenas expectativas hacia adelante y también muchos desafíos. La perspectiva de que Argentina produzca y recupere el trabajo la veo con mucho optimismo".

"La pandemia es lo más parecido a vivir sobre un pantano: cada paso que das es para buscar cómo salir del pantano. Estamos intentando pisar firme y creo que hemos ido pisando firme todo este tiempo", señaló Fernández. 

El mandatario también destacó: "Cuando empezó la pandemia se hablaba de crisis social, desborde y saqueos. No hubo una sola reacción social: 9 millones de personas recibieron el IFE y las empresas recibieron el ATP para más de 2 millones y medio de trabajadores. Estamos entre los 5 países del mundo que más cuidaron. Por eso yo creo que poco a poco vamos a volver a la actividad económica normal". 

Sobre la deuda y el acuerdo que alcanzó el país con los acreedores de bonos bajo legislación extranjera, el jefe de Estado confesó que tuvo que "soportar operaciones mediáticas"

"Soporté durante semanas operaciones mediáticas que decían que el Ministro Martín Guzmán estaba para irse del Gobierno. Yo no quiero cavar en la grieta porque hay un montón de vivos que lucran con la grieta. Por eso trago saliva. Les hicieron creer a algunos Argentinos que ser controlados por el Fondo - Fondo Monetario Internacional - era estar en el mundo", enfatizó.