El presidente Alberto Fernández afirmó este jueves que el Gobierno está "dando un paso ético que a la política le hace bien, que es ocuparse de resolver el problema de dónde viven los que llegan a la madurez y no tienen un lugar".

El mandatario encabezó el acto por el lanzamiento del plan Casa Propia - Casa Activa que contempla la construcción de 100 complejos en todo el país para personas de más de 60 años sin acceso a una solución habitacional o que no califiquen por la edad para ningún crédito hipotecario.

"Me pone muy contento que hagamos todo esto en este tiempo de pandemia que ha sido tan cruel y que se han llevado tantas vidas", apuntó Fernández y reseñó que durante el año pasado los adultos mayores fueron los más afectados por el coronavirus pero que ahora la Argentina cuenta con el 90% de esa población vacunada con al menos una dosis. 

En este sentido, el presidente repitió a lo largo de su discurso el término "felicidad" y destacó que es algo que se busca durante toda la vida desde la niñez hasta la adultez y que esas "casas comunitarias" les van a permitir mantener su privacidad, estar en contacto con sus pares y "no quedar al cuidado de sus hijos" o de una institución geriátrica. 

En la primera etapa, a realizarse entre 2021 y 2022, se construirán en todo el país 100 complejos de 32 viviendas cada uno, de las cuales 20 serán monoambientes y 12 unidades de un dormitorio, con una superficie promedio de 38,49 metros cuadrados y 50,19 metros cuadrados, respectivamente.

El presidente estuvo acompañado en el Museo del Bicentenario por el Ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, y la directora Ejecutiva de PAMILuana Volnovich. El programa contará con una inversión aproximada de $21.944 millones de pesos. 

"Existe una cultura del descarte. Los que me dan clases por televisión me dicen que baje las jubilaciones, que descarte a los viejos y no ese no es el modo. El modo es cuidar a todos", enfatizó el mandatario. 

Respecto del plan de vacunación, Alberto Fernández aseveró que los argentinos "le van a ganar" al coronavirus y aseguró que el Gobierno "no va a parar hasta que el último argentino esté vacunado" porque "ese es el camino".

"Vacunamos a casi todos los adultos mayores y ahora vamos a poner el máximo empeño en vacunar a todos los argentinos, esa es la puerta de salida y no está lejos. Más allá de las críticas, mal intencionadas en muchos casos, seguimos buscando vacunas, seguimos trayendo vacunas y no vamos a parar hasta que el último argentino esté vacunado", destacó el mandatario.