El presidente Alberto Fernández justificó el endurecimiento de las medidas de restricción a la circulación para contener la propagación de la pandemia de coronavirus Covid-19 en el incremento exponencial de los casos que se produjo en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y enfatizó que la economía “se va a deteriorar pero se va a recuperar. Pero no vamos a recuperar a los mil argentinos que nos dejaron”.

También hizo una nueva apelación a la unidad de los argentinos y a "no bajar los brazos, ahora" cuando hay que atravesar la situación más compleja de la pandemiay enfatizó que se dejaron e lado "todas las diferencias políticas" para acordar las medidas.

El presidente grabó un mensaje para explicar por qué es necesario retrotraer la fase a cuidados más estrictos en momentos en que se incrementa la curva de contagios y enfrentó los cuestionamientos por el costo económico de la cuarentena, ya que hay advertencias sobre la severa caída del PBI. De hecho, el Fondo Monetario calculó que caerá este año 9,9% en Argentina.

El problema económico no es la cuarentena, es la pandemia y eso afecta a todos por igual”, remarcó el jefe de Estado, al referirse a que la caída será también impactante en otros países que tuvieron mayor flexibilidad para enfrentar la pandemia. “La incidencia está en la cantidad de muertos, y ahí se nota que tuvo sentido la cuarentena”.

El anuncio fue preparado puntillosamente y fue postergado durante 24 horas por los desacuerdos entre Nación, provincia de Buenos Aires y la  Diudaad de Buenos Aires para contener la transmisión, básicamente en el transporte y circulación. “El área metropolitana está contagiando al país”, fue el razonamiento de Alberto Fernández.

El punto de acuerdo quedó en evidencia con la conferencia conjunta con los gobernantes de los dos distritos que involucra el AMBA, el gobernador bonarense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El anuncio fue grabado en la residencia de Olivos.

"Tratamos de socorrer a todos en la medida de que podemos. Sé que tiene consecuencias económicas", remarcó el Presidente y remarcó que el cierre de actividad permitirá como excepciones a las actividades esenciales, parques industriales, procesos de producción de ciclo continuo que no se puede detener y quienes tengan actividad destinada a la exportación.

El Gobierno mostró la comparación entre caída económica
y fallecidos por Covid-19

El presidente anticipó que en ese marco de nueva restricción de la actividad, el Gobierno nacional continuará ccréditos a tasas blandas para empresarios y con el programa de ayuda para el pago de salarios denominado Asistencia al Trabajo y la Producción ( ATP).

También remarcó que continuará el pago del IFE a quienes lo necesiten en el AMBA; en Chaco y en algunas zonas de Río Negro. “Así, estaremos preservando el empleo y dando tranquilidad a los empresarios, aliviándolos de una inversión muy alta que son los salarios”, destacó.

Y recordó que “los comerciantes y los profesionales independientes tienen la posibilidad de acceder a un crédito a tasa 0, en relación a sus actividades”.

El presidente utilizó para su discuroso una serie de placas en las que graficó la evolución de los contagios y la tasa de fallecimiento en la región para defender las políticas públicas de control de la transmisión del virus. 

"Que no haya más muertos es porque estamos tomando las decisiones que hoy tomamos. Pero quiero que todos entendamos que en este tiempo que pasó todo este esfuerzo que hicimos no fue inútil. Si no hubiéramos hecho lo que hicimos todo hubiera sido más grave”, remarcó.

En relación a la tasa de crecimiento de contagios en todo el territorio, el Presidente explicó que “si Argentina hubiera seguido el ritmo de Brasil, hoy, tendría 10 mil muertos” y señaló que “la incidencia de la cuarentena está en la cantidad de fallecimientos. Ahí uno se da cuenta que tuvo sentido el esfuerzo”.