El presidente Alberto Fernández habló públicamente por primera vez luego de la crisis desatada este miércoles, cuando los ministros que responden a la vicepresidenta Cristina Kirchner pusieron a disposición su renuncia

Con un foco firme en mantener el curso de su gestión, afirmó que "no es este el tiempo de plantear disputas que nos desvíen del camino" iniciado en 2019 cuando asumió el Gobierno del Frente de Todos. "La gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente", agregó.

"La coalición de gobierno debe escuchar el mensaje de las urnas y actuar con toda reesponsabilidad. Debemos hacerlo, y lo haremos, para asegurar que se satisfagan las necesidades de nuestro pueblo", sostuvo en una serie de publicaciones que hizo en su cuenta de Twitter.

"Nosotros tenemos que dar respuestas honrando el compromiso asumido en diciembre de 2019, de cara a la sociedad. No es este el tiempo de plantear disputas que nos desvíen de ese camino", agregó.
 
El Presidente puso entonces el foco en la economía y la gestión al considerar que su "mayor desafío es continuar el proceso de reactivación ya iniciado, promover el empleo y garantizar la educación y la salud de nuestro pueblo".
 
Además, agradeció los respaldos recibidos en las últimas 24 horas de parte de otros sectores del peronismo y de la coalición gobernante: "Agradezco el apoyo de gobernadores, de intendentes, de dirigentes del movimiento obrero y de la ciudadanía en estas horas".
 
También valoró el apoyo de los movimientos sociales, pero, tal como había trascendido más temprano, pidió que no se realice la movilización en su favor a la que convocaron para este jueves en Plaza de Mayo el Movimiento Evita y Barrios de Pie, entre otras organizaciones.
 
"Valoro el gesto de las organizaciones sociales y de todos los que me manifestaron su afecto impulsando una movilización en mi apoyo. Aun así, prefiero que toda esa fuerza que implica una movilización de esa magnitud se canalice para construir la épica militante que ayude a argentinos y argentinas a desentrañar el dilema que se nos plantea en noviembre", dijo en ese sentido.
 

Luego, criticó a Juntos por el Cambio al señalar que "hay dos modelos de país en pugna que se debaten en estas elecciones: el que descree del trabajo y la producción y sólo promueve la especulación financiera y el que cree que con una producción pujante recuperaremos la dignidad del trabajo para todos y todas".

"He oído a mi pueblo. La altisonancia y la prepotencia no anidan en mi. La gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido. Lo haré llamando siempre al encuentro entre los argentinos", agregó en un mensaje que buscó reforzar su autoridad.

Por último, realizó un llamado a la unidad de la coalición: "Mientras lo haga seguiré garantizando la unidad del Frente de Todos a partir del respeto que nos debemos. Es tiempo de que nuestra única obsesión sea promover la prosperidad de los hombres y mujeres de nuestra Patria", cerró.

Tras la derrota en las PASO, la crisis institucional se desató para el Gobierno el miércoles después del mediodía, cuando unos diez ministros y funcionarios de primera línea que responden al kirchnerismo pusieron sus renuncias a disposición, entre ellos Eduardo "Wado" de Pedro (Interior), Martín Soria (Justicia), Roberto Salvarezza (Ciencia y Tecnología), Juan Cabandié (Ambiente), Tristán Bauer (Cultura), Fernanda Raverta (Anses), Luana Volnovich (PAMI), Martín Sabbatella (ACUMAR), Victoria Donda (INADI) y Paula Español (Comercio Interior).

Esto fue interpretado como una presión para forzar la renuncia de su equipo de mayor confianza, especialmente de Santiago Cafiero (Jefatura de Gabinete), Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Juan Pablo Biondi (Comunicación) y Julio Vitobello (Secretaría General de Presidencia), varios de los cuales fueron respaldados públicamente por el Presidente luego de la derrota en las PASO.

Hasta ahora, Fernández no despidió a ningún ministro y debe definir en las próximas horas qué hara con las renuncias presentadas.