El presidente Alberto Fernández enfatizó hoy que "no es momento de subir los precios de los alimentos" y le pidió a las empresas del sector  "no hacerle pagar a los argentinos" el "buen momento internacional de los precios" de las commodities.

"Si no, todo el esfuerzo que se hace en materia salarial se pierde y consume en el aumento sostenido de los alimentos. Tienen que hacer un aporte", planteó el mandatario al exponer desde la residencia de Olivos del Foro “Trabajo Presente y Futuro con Solidaridad” organizado por el Consejo económico y social, que encabeza Gustavo Beliz.

En esa línea subrayó "los empresarios tienen que hacer un aporte" pero no por pedido del Gobierno nacional sino "por convicción porque es la misma unidad que le pido a los trabajadores como parte de la misma sociedad y donde muchos trabajan".

Durante toda la mañana, el foro sirvió de escenario para que representantes de la academia, del movimiento obrero, los movimientos sociales, las empresas y la sociedad civil presenten 50 propuestas para potenciar el trabajo con solidaridad.

En su intervención, Fernández agradeció especialmente "la responsabilidad con la que los sindicalistas enfrentaron las paritarias" y la posibilidad de "llegar a acuerdos para el Salario Mínimo Vital y Móvil" que la semana pasada cerró en un aumento del 35% en 7 tramos no acumulativos. 

El presidente también destacó las medidas implementadas durante el primer año de la pandemia del coronavirus para evitar que el empleo formal se viera más afectado, como la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), reemplazada por el Repro II en los sectores más críticos, y el bono de 10000 pesos del Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE), entregado por la Anses en el caso de la economía informal. 

Trabajo, tecnología y conectividad 

Durante su participación en el foro que coincidió con el Día del Trabajador en Argentina, el presidente puntualizó que el país está atravesando un momento en el que "el trabajo se recupera" y la actividad económica "vienen demostrando un aumento sostenido", lo que aporta "cierta certeza para seguir creciendo y creando nuevos puestos".

"Enfrentamos un tiempo en donde el trabajo también se reinventa y empiezan a adquirir trascendencia actividades que no conocíamos. Con el avance de la tecnología se plantea el desafío que supone una mejora (en la productividad) pero también la pérdida de puestos de trabajo", destacó. 

En este sentido subrayó que la educación y la capacitación docente también tienen que incorporar tecnología y anunció que la semana próxima se pondrá en marcha un nuevo plan de conectividad para alumnos y docentes de todo el país.

"Desde 2011 al 2015 se repartieron 5 millones de notebooks y hubo un sistema de conectividad muy grande que luego se perdió. El martes, con el ministro de Educación, Nicolás Trotta, vamos a empezar a entregar 700 mil notebooks a chicos para que vuelvan a acceder al mundo digital", anticipó el presidente. 

Con el fin de continuar con la recuperación económica, el presidente adelantó que la Argentina "tiene financiamiento" para "hacer realidad" muchas de las ideas expuestas en el Foro porque el Gobierno cuenta con un préstamo de "500 millones de dólares" por parte de organismos internacionales. 

Democracia y organización politica

El mandatario también hizo hincapié en la necesidad de que encontrar con la oposición "puntos de acuerdo en la diferencia" porque "los problemas de la Argentina se resuelven con más democracia" y con "más respeto en el debate".

"Una democracia es lo más parecido a una sinfónica con muchos instrumentos distintos pero donde cada uno tiene que tocar su nota en el momento adecuado para que no se pierda la armonía de esa sinfonía", ejemplificó Alberto Fernández y destacó que "no hay nada" que le impida al país "ser una democracia desarrollada". 

A través de un comunicado de los organizadores, se explicó que el foro "busca dinamizar el debate sobre los desafíos locales y globales, en diálogo con referentes nacionales e internacionales, para identificar 50 ideas y propuestas hacia un modelo que armonice el desarrollo económico con inclusión, la innovación y la economía del conocimiento, con la centralidad y la dignidad de la persona, los derechos de los trabajadores, la inclusión y el respeto del planeta".