Luego del trapié que recibió el Frente de Todos en las primarias, abiertas, simultáneas y Obligatorias (PASO), el presidente Alberto Fernández pidió a los votantes "no condenar al país al retroceso" y, tras admitir "errores" desde el comienzo de su mandato, prometió no volver a cometerlos. 

"En noviembre por favor no interrumpamos la marcha que empezamos. Sabemos que tenemos cosas que corregir, lo que hicimos mal lo corregiremos, lo que no hicimos lo haremos, los errores que cometimos no los volveremos a cometer pero por favor no condemos al país al retroceso",  enfatizó el mandatario nacional y dio por inaugurada la campaña hacia las elecciones legislativas del 14 de noviembre. 

En ese sentido, así como en su discurso del domingo, llamó a los militantes peronistas a "no bajar los brazos" y pidió ir a "golpearle la puerta al argentino que no fue a votar, para decirle que lo que está en juego es el futuro del país y su futuro", para que "la Argentina se ponga de pie" y "no el futuro del Gobierno". 

Les dijo también a los que no votaron al Frente de Todos, que piensen que "la Argentina merece algo mejor de lo que nos pasó hasta el 2019", cuando "las pymes cerraban, los trabajos se perdían y los planes sociales se multiplicaban por tres". También agradeció "por confiar" a los que "acompañaron". 

Recorrida por la fábrica de envases Ball Corporation

El presidente encabezó un acto desde el partido bonaerense de Almirante Brown para poner en marcha 25 obras públicas en 15 provincias y estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; la candidata a diputada nacional del Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires Victoria Tolosa Paz; y el intendente de Almirante Brown y candidato a diputado provincial Mariano Cascallares.

En Almirante Brown se inauguraron obras de mejoramiento urbano en cinco kilómetros de la avenida República Argentina.  

En su discurso, Fernández aseguró que su Gobierno quiere "construir trabajo" con obras públicas pero también con inversión privada y que por eso están "al lado de los industriales" porque "entre la producción y los especuladores", apuestan "por los que producen". 

"Nosotros que nacimos en el peronismo nada nos preocupa más que dar trabajo, gobernar y dar trabajo. Nosotros no somos felices distribuyendo planes. Queremos trabajo y estamos empeñados en lograrlo", ratificó. 

Antes del acto, el jefe de Estado y su comitiva recorrieron la fábrica de envases Ball Corporation, en el parque industrial de Burzaco donde los directivos de la empresa anunciaron una inversión de 60 millones de dólares y la generación de nuevos puestos de trabajo.