El presidente Alberto Fernández pidió este martes a los líderes de los partidos políticos a nivel mundial "formar una agenda en común para terminar con las desigualdades" que afectan a millones de personas y que se han puesto de manifiesto con la pandemia de coronavirus, al participar desde su condición de presidente del partido Justicialista nacional en la cumbre por los 100 años del Partido Comunista Chino (PCCh).

En ese contexto, agradeció la "colaboración" de China durante la pandemia, en especial por el acuerdo de vacunas Sinopharm contra el coronavirus, y enfatizó que el país asiático es un "socio estratégico integral" de la Argentina.

"Lamentablemente la pandemia ha revelado las profundas desigualdades que condenan a millones de seres humanos. No debemos aplazar más la unión de los países para un orden mundial más justo. Desde nuestra posición de líderes de partidos políticos tenemos que formar una agenda en común para finalizar con las desigualdades", destacó el mandatario. 

Fernández remarcó que las fuerzas políticas son los "instrumentos más genuinos" para "hacer avanzar a los pueblos en pos de un mayor bienestar". 

"Vivimos un momento crucial a escala planetaria. Hace tiempo que el desarrollo científico y tecnológico le ha bridado a la humanidad los medios que le permitirían terminar con el hambre, la desnutrición y asegurar condiciones de vida dignas para todos los habitantes del planeta", subrayó.

Sin embargo, el presidente remarcó que el mundo "devuelve otro panorama" dadas las "desigualdades que condenan la postergación" a millones de seres humanos, por lo que los líderes de partidos "no pueden aplazar más una acción mancomunada y solidaria" entre todos los países con para reducir esas desigualdades.

"La Argentina viene impulsando en los distintos foros y mecanismos internacionales la conformación de un plan de trabajo que decididamente tenga como prioridad la construcción de un orden mundial más justo. Debemos fortalecer una agenda cooperativa con miras al desarrollo económico y social y cuyos beneficios lleguen verdaderamente a todas las personas del mundo", ratificó Alberto Fernández.

En esta línea, felicitó al presidente chino Xi Jinping por la trayectoria del PCCh y los logros alcanzados en la reducción de la pobreza estructural y remarcó que China es un "socio estratégico integral" de la Argentina.

También agradeció "la colaboración del pueblo y el Gobierno chino" con el país para enfrentar al Covid con la entrega de insumos "en momentos de escases" y la gestión al momento de acceder a vacunas, como la Sinopharm elaborada por el Instituto de Productos Biológicos de Beijing.

"Cumplimos 49 años de relaciones bilaterales. Quiero agradecer su cooperación. Gracias a las donaciones y las facilidades para la adquisición de insumos estratégicos en momentos de escasez. Nos ayudaron de modo definitivo con las vacunas", remarcó Alberto Fernández y puntualizó: "Tenemos frente a nosotros un amplio camino en común que podemos recorrer procurando el beneficio de pueblo chino y el pueblo argentino".

En su discurso, el mandatario brindó un resumen del impacto de las políticas implementadas por Juan Domingo Perón y Evita Perón que marcaron un "antes y un después en la historia argentina".

"Las convicciones de nuestro partido se han matenido con los años inalterables. Somos orgullosamente peronistas. En argentina el justicialismo es el partido del pueblo, de todos los hombres y mujeres que creen que no hay realización individual en una comunidad que no se realiza", destacó el presidente quien recordó el instercambio de cartas que Perón mantuvo durante la década de 1960 con la máximo líder chino Mao Tse Tung