El presidente Alberto Fernández anunció esta noche la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 24 de mayo inclusive.

Fernández adelantó que con el DNU que se emitirá este sábado se entrará en la nueva fase de "reapertura progresiva" de la cuarentena, la número cuatro, excepto en el AMBA, ya que en la Capital y el conurbano bonaerense no se logró aun llegar a la duplicación de casos cada más de 25 días.

De este modo, en el interior quedará en manos de los gobernadores la habilitación de nuevas actividades, siempre y cuando los mandatarios provinciales fiscalicen que se cumplan con los protocolos sanitarios autorizados por el Gobierno nacional.

El Presidente dio la conferencia acompañado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. También estuvieron presentes los epidemiólogos Pedro Cahn y Mirta Roses.

"Argentina ha logrado que la duplicación del contagio haya aumentado a 25 días", expresó el Presidente, para agregar que el país logró "aplanar la curva de contagios".

Además, confirmó que habrá un nuevo Ingreso Familiar de Emergencia para mayo y que habló con la titular de la Anses, Fernanda Raverta, sobre agilizar el cobro para que quienes aún no recibieron el correspondiente al mes de abril pueda recibir los dos bonos juntos.

Al mismo tiempo, adelantó que seguramente se extienda el DNU que prohíbe despidos y suspensiones por 60 días, el cual había sido promulgado el 1º de abril y vencería el próximo 1º de junio.

Fernández expresó también que espera que la semana que viene ANMAT apruebe los testeos rápidos producidos por científicos argentinos para que pueda comenzar a autorizarse su aplicación y distribución.

También ratificó que durante esta etapa aún no volverán las clases presenciales. "Por el momento, que los chicos me sigan mandando dibujitos por Twitter, es toda la solución que tengo", dijo el Presidente.

El mandatario volvió a ayudarse de filminas para explicar sus decisiones, por ejemplo al comparar la cantidad de casos y fallecimientos de Argentina con los de otros países de la región como Brasil, Chile o Ecuador. También comparó la gran cantidad de casos de contagios y fallecidos de Suecia, que había apostado por un modelo flexible de cuarentena, con los menores númeos de Noruega, que abogó por un modelo estricto, para de ese modo rescatar el modelo argentino de aislamiento.

"Me cansan las mentiras" agregó el Presidente al mostrar que Estados Unidos perdió 20 millones de empleos por el coronavirus aun apostando a la economía.

En ese sentido, Fernández criticó duramente a un sector de la oposición al que calificó como "no gobernante" pero que hace "descalabros por Twitter". "No me van a torcer el brazo", expresó al fustigar contra la convocatoria hecha ayer a un cacerolazo en todo el país en rechazo a las medidas de cuarentena.

Además, el jefe de Estado calificó de "magnífico" el trabajo hecho por los gobernadores al mostrar que los números de duplicación de los casos por cantidad de días son muy altos en la mayoría de las provincias.

Las nuevas medidas en la Ciudad

Rodríguez Larreta confirmó por su parte que la Ciudad de Buenos Aires "sigue en cuarentena". Aunque agregó que la cantidad de contagios se mantuvo estable en casi todos los lugares de la capital, excepto en las villas de emergencia y en los geriátricos.

De todos modos, anunció la apertura de nuevas actividades: comercios (solo para proximidad) y salidas recreativas de niños. Sobre estas últimas, anticipó que serán solo los fines de semana, según número de DNI y para "dar una vuelta".

Además, anunció que en unas 100 calles de la ciudad se ampliará el tránsito para permitir una mayor circulación.

"Si no se cumple volveremos para atrás", expresó el jefe de Gobierno porteño al afirmar que no tendrá problema en retroceder con las medidas de apertura si el número de casos se dispara.

Los cambios en la provincia de Buenos Aires

Por su parte, Kicillof se sumó a las palabras de Larreta al aseverar que también "sigue la cuarentena en la provincia de Buenos Aires".

El gobernador contrastó la situación de los municipios del interior, en el que ya se empezaron a liberar actividades, con la del conurbano, en donde varios distritos siguieron con un alto nivel de contagios.

En ese sentido, expresó que las actividades podrán abrir en el Gran Buenos Aires a pedido de los intendentes pero solo con autorización del gobierno nacional y proveyendo el protocolo correspondiente. Además, confirmó que solo podrán usar transporte público los trabajadores de rubros esenciales. En cambio, los empleados de las nuevas fábricas que abran deberán viajar en transporte provisto por la propia empresa. Según trascendió, las fábricas que abrirán en la provincia de Buenos Aires serán unas 1.060 en total.

En cuanto a las actividades comerciales, Kicillof afirmó que se irán "abriendo de manera gradual" y que serán solo de cercanía y de forma escalonada.

"La mejor vacuna es la solidaridad y el Estado presente", agregó el gobernador bonaerense al elogiar las políticas implementadas por el Gobierno nacional.

Por otra parte, afirmó que no permitirá en la provincia, al menos en el conurbano, las salidas recreativas para niños. En todo caso, es posible que se habilite a los menores a salir ida y vuelta a algún comercio de cercanía acompañados por un adulto.

También elogió el fortalecimiento del sistema de salud bonaerense, al anunciar que la cantidad de camas de terapia intensiva en la Provincia pasaron de 422 a 976.

Alberto Fernández había obtenido el último miércoles el visto bueno del comité de expertos para comenzar con la reapertura progresiva de las actividades, en una nueva fase que implicará la movilización del 75% de las personas del territorio nacional. Luego, el jefe de Estado recibió el jueves por separado a Larreta y a Kicillof para ajustar los detalles de cómo seguirá el aislamiento estricto en estos distritos. 

En contraste, ya se habían habilitado este viernes nuevas profesiones liberales y sectores comerciales en lugares del interior del país como Mendoza, Salta y Mar del Plata. También se habilitó la construcción privada en Santa Fe y Tucumán.

Más notas de

Javier Slucki

La industria energética ve oportunidades para la exportación, pero demanda un plan oficial

El desarrollo de una red de gasoductos es clave para aumentar las exportaciones, sostienen en el sector

Se anunció la nueva lista de Precios Cuidados

La nueva lista tendrá más del doble de productos que la lista previa que rigió hasta octubre pasado

Ultiman los detalles para el nuevo acuerdo de Precios Cuidados

Los Precios Cuidados estaban congelados desde fines de octubre, y volverán ahora actualizarse mensualmente

Tercera ola de Covid: reunión del Gobierno con empresarios y sindicalistas

Domínguez, Guzmán, Zabaleta y Vizzotti representaron al Gobierno en la reunión que tuvo lugar en el Ministerio de Economía

Principio de acuerdo para los precios de referencia de los medicamentos

Los medicamentos están congelados hasta el viernes a los precios que tenían el 1 de noviembre

Carlos Ruckauf: "Yo le ofrecí todo mi apoyo a Rodríguez Saá para que no renuncie"

Ruckauf asumió como canciller de Duhalde luego de haber sido gobernador bonaerense y vicepresidente

Se espera un año de renovadas tensiones políticas y pujas internas

La tensión entre Alberto y Cristina estalló tras las PASO, y todo hace prever que continuará este año

El Gobierno ve poco probable que haya nuevas restricciones a pesar de la suba de casos de coronavirus

Por ahora la ocupación de UTI a nivel nacional es baja, del 35%

Sin Presupuesto, la construcción confía en reasignar partidas para mantener la obra pública en 2022

El Ministerio de Obras Públicas preveía aumentar el gasto en un 78% en 2022 respecto a este año

Trasladar la Capital: bondades y defectos de un viejo sueño argentino

Alfonsín en Viedma en 1986, cuando anunció el traslado de la capital federal a esa ciudad patagónica (foto: alfonsin.org)