El presidente Alberto Fernández calificó de "miserable y canallesco" que Juntos por el Cambio sugiera que el asesinato del exsecretario de Cristina Fernández de Kirchner, Fabián Gutiérrez, tiene "vínculos con la causa cuadernos y que el Gobierno está involucrado" 

"Intentan confundir a la gente de modo permanente. Recuperemos el buen criterio y no nos dejemos llevar por los odiadores de siempre", sostuvo Alberto Fernández en declaraciones al programa "De haberlo sabido" de FM Milenium.

En este sentido, manifestó: “Que el PRO, UCR y CC se animen a firmar un documento como el que firmaron ayer sembrando dudas sobre la muerte de Gutiérrez es canallesco”.

Así se refirió el mandatario al comunicado de la mayor alianza opositora, en el que aseguran que la “desaparición” del ex secretario de la vicepresidenta implica “la mayor gravedad institucional”, vinculando el hecho a supuestos motivos políticos.

El Presidente rechazó “el aprovechamiento de la muerte para tratar de reinstalar un tema penoso, que debe ser juzgado seriamente, que necesita de racionalidad jurídica y jueces probos que se ocupen del tema”.

Sobre esto, sumó lapidarias críticas: “Me parece una miserabilidad absoluta. Queremos saber qué sucedió con Fabián Gutiérrez, pero sólo insinuar que eso es motivo de la causa de los cuadernos y que el gobierno puede estar involucrado en eso, es una actitud tan miserable que es difícil de entender”.

Gutiérrez fue hallado asesinado este sábado, con golpes principalmente en la cabeza y un corte en el cuello, tras estar desaparecido desde el jueves. Lo enterraron en una casa de la localidad santacruceña de El Calafate y por el crimen fueron detenidos cuatro sospechosos, uno de los cuales confesó el hecho ante la Justicia, informaron a Télam fuentes judiciales.

Los involucrados son cuatro jóvenes de entre 20 y 25 años. Las pesquisas indican que durante la noche previa (es decir del jueves), Gutiérrez había sido visto con un joven de unos 20 años, identificado por los investigadores judiciales y policiales como Facundo Zaeta.

Desde el círculo del asesinado sugirieron que ambos eran pareja o tenían algún vínculo cercano, y Zaeta quedó demorado como uno de los principales sospechosos del crimen.

El juez que investiga el homicidio, Carlos Narvarte, dijo que resolverá hoy los pedidos de excarcelación de los cuatro detenidos y que por el momento las hipótesis apuntan a "una pelea" o un "robo".

"Todo indica que pudo haber sido un desacuerdo, luego una pelea, o un móvil del robo", indicó esta mañana a Radio Mitre el juez de Instrucción Penal de dicha localidad de Santa Cruz.

Al ser consultado sobre un posible móvil político respondió: "En principio, esa cuestión no se observa en esta causa."

Los investigadores ya realizaron las pericias en el domicilio de Gutiérrez, en su vehículo y "en el lugar donde fue encontrado (el cadáver)", mientras que aún espera los resultados de la autopsia que se realizaba hoy en Río Gallegos, adonde el cuerpo fue trasladado esta madrugada, señaló el magistrado.

Para el juez, la muerte de Gutiérrez se trata de "un homicidio que podría ser calificado por el número de personas" y que "todo indica que pudo haber sido un desacuerdo, luego una pelea, o un móvil del robo" entre la víctima y uno de los sospechosos detenidos.

Respecto de Zaeta, el magistrado contó que "no se autoincriminó, sino que hizo una declaración que ayudó a dar con el cuerpo y puso al resto de las personas en el lugar del hecho".

"Hay testimonios que indican una posible amistad o relación íntima" entre ese detenido y Gutiérrez, relató Narvarte, quien por esa razón se inclina por hipótesis de "la desavenencia de entre dos personas".

"Después del hecho hubo una situación en la que se limpió la escena y se colaboró para llevar al cuerpo a otro lado, y ahí hay ciertos grados de participación que tengo que determinar", indicó y agregó: "Tampoco lo veo por el lado de lo extorsivo (…) La hipótesis que cobra más peso es la del desacuerdo o desavenencia."

Por último, el juez también aclaró que "por ahora no surge que tuviera negocios" con los sospechosos, aunque remarcó que faltan elementos por valorar, por lo que "no hay que adelantarse".