El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, confirmó este mediodía que Alberto Fernández no viajará mañana a la provincia de Chaco para inaugurar una sala de situación en el aeropuerto de Resistencia ante la crisis de la pandemia. 

"Con el Presidente de la Nación, Dr @alferdez , resolvimos sustituir la visita programada que tenía para el día martes por una videoconferencia", escribió el mandatario provincial en las redes sociales.

La posible visita del jefe de Estado a uno de los distritos más afectados de coronavirus había generado cuestionamientos ante la recomendación del equipo médico presidencial de permancer en la Quinta de Olivos.

Chaco es la tercera región del país con 1930 casos confirmados, y 47 positivos en las últimas 24 horas. El ministro de Salud, Ginés González García, fue uno de los que recomendó a Fernández no viajar. Pese a eso hasta esta mañana mantenían la agenda presidencial.

Finalmente el contacto entre el Presidente y el gobernador será videoconferencia. En su lugar viajará una delegación de funcionarios nacionales, encabezada por la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, para coordinar acciones operativas complementarias en la provincia.

La Casa Rosada quería dar "un mensaje de apoyo" a los chaqueños en el momento donde comienza una cuarentena más estricta con el objetivo de disminuir de curva de contagios.

Fernández y Capitanich habían mantenido un contacto por videoconferencia el sábado donde acordaron la visita a la provincia. Esta mañana, el gobernador firmó con el ministro del Interior, Wado de Pedro, y el intendente de Resistencia, Gustavo Martínez,  acuerdos de asistencia financiera por un total de 1,5 millones de dólares, en el marco del Programa de Asistencia Financiera para la Emergencia Sanitaria.

Según informó el chaqueño, la ayuda servirá para "financiar la atención de adultos mayores, el fortalecimiento de los distintos centros comunitarios, y mecanismos de desinfección".