La visita presidencial a la provincia de Catamarca fue cancelada a horas de comenzar debido a que el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo que integra la comitiva, estuvo en contacto esta semana con el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien dio este viernes positivo por coronavirus.

La decisión se tomó cuando Alberto Fernández y su equipo estaban a punto de concluir su visita a la vecina provincia de La Rioja, luego de inaugurar una fábrica de hilados.

Desde esa provincia, el propio Presidente aclaró la situación al grabar un video que el gobernador catamarqueño, Raúl Jalil, subió a sus redes sociales.

"Estoy aquí en La Rioja a punto de pegar (viaje) para Catamarca, cuando nos enteramos de que un querido amigo nuestro, Martín Insaurralde, ha sido contagio por coronavirus, y hace unos días atrás estuvo Daniel Arroyo con él, y el riesgo de contagio existe", afirma el jefe de Estado. 

Además, agrega que Arroyo "ya ha sido separado del grupo y que está volviendo a Buenos Aires por otros medios".

"Lo hacemos para preservar la salud y la vida de todos los catamarqueños, que gracias a Dios y la Virgen, hasta acá no han tenido ningún contagio", afirmó Fernández.

La decisión fue tomada de común acuerdo con el gobernador Jalil.

En el Gobierno aseguraron que "el contacto del ministro es de bajo riesgo y que durante todo el viaje de la delegación presidencial se implementaron las medidas de prevención sanitarias". 

El propio Arroyo comentó luego su situación en su cuenta de Twitter: "Ante el contacto que mantuve hace dos días con Martín Insaurralde, me realicé un hisopado e inicié el protocolo de aislamiento hasta conocer el resultado de la prueba Covid-19. No presento síntomas en este momento", afirmó, además de agradecer por los mensajes de apoyo que recibió.

Según pudo saber BAE Negocios, el titular de Desarrollo Social ya fue hisopado y su resultado se conocerá por la noche del viernes. Fuentes del ministerio aseguraron que él "es el único que cumple con la definición de caso sospechoso porque tuvo contacto estrecho con un positivo", y agregaron que Arroyo, "de todos modos, estuvo a distancia y con tapabocas, igual que el positivo (Insaurralde)".

En declaraciones radiales el gobernador Quintela relató que "el ministro (Arroyo) estaba preocupado porque estaba el Presidente", por lo que "consultó a Ginés González García y se puso el avión de la provincia a disposición para el traslado de Arroyo solo para Buenos Aires".

El Ministerio de Salud evaluaba por estas horas la posibilidad de que los funcionarios nacionales también se realicen el tests de COVID-19, según afirmó la agencia NA.

Además de Arroyo, integraron la comitiva presidencial el ministro de Interior, Eduardo "Wado" De Pedro; la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; y la secretaria de Promoción Turística, Yanina Martínez.

El propio Insaurralde dio a conocer este viernes, en sus redes, poco antes de las 15 horas, que había dado positivo por coronavirus.

Hasta el momento, Catamarca se mantiene como la única provincia en todo el territorio argentino con cero casos positivos de coronavirus, luego de confirmarse 26 contagios en Formosa en los últimos días.

La visita presidencial a La Rioja y el caso de Vicentin

Antes de cancelar su viaje a Catamarca, el Presidente fue recibido por el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, en el aeropuerto de la capital provincial, desde donde partieron hacia la Fábrica Hilado S.A., ubicada en el parque industrial en las afueras de la principal ciudad riojana.

El mandatario también firmó convenios en las áreas de desarrollo social, educación, salud, obras públicas, y hábitat.

En referencia al caso de Vicentin, Fernández aseguró que no está "para estatizar empresas", sino para "rescatar" aquellas que son "centrales para el país" y exhortó a "cuidar esa actividad pujante del agro" para que "no se extranjerice".

"No estamos quitándole la empresa a nadie, estamos rescatando una empresa que, si sigue así, va a dejar de existir o va a quedar en manos de capitales que no son argentinos", afirmó el Presidente y apuntó: "La historia muestra que frente a la pandemia, el capital propio es muy importante".

“Nosotros seguimos creyendo en una Argentina con una economía pujante, con industriales que invierten, arriesgan, dan trabajo y hacen crecer el país”, enfatizó Fernández y prometió: “A esa Argentina la vamos a construir asociados a esos empresarios, que son los mejores socios”.

Durante la firma de convenios en la residencia del Gobernador, el jefe de Estado dijo que se necesita “que las máquinas se vuelvan a encender en la Argentina” y celebró que "gran parte del país se está moviendo y empezando a producir".

Reseñó que la fábrica textil que visitó hoy había dejado de funcionar en el 2018, "cuando las condiciones económicas y políticas que se implementaban parecían no hacer propicia la tarea de los industriales”.

Por su parte, el gobernador Quintela agradeció la visita y el apoyo del gobierno nacional hacia la provincia.

Entre los acuerdos firmados entre La Rioja y la Nación figuran la adhesión provincial al programa de asistencia nacional ante la emergencia por el coronavirus, la construcción del nuevo hospital Chilecito FFFIR-Fonplata.

También, en el marco de la cartera de Obras Públicas, se acordó la reactivación de obras paralizadas y la ejecución de proyectos nuevos por una inversión de de 15.758 millones de pesos.

Esos trabajos implicarán la ejecución del plan Argentina Hace en 19 municipios, con la licitación del programa de renovación urbana y desagües pluviales para la ciudad capital, y la puesta en marcha de obras hídricas y de saneamiento a través de Enohsa en cinco localidades.

De igual manera, el Ministerio de Desarrollo Social y la provincia rubricaron convenios para la adhesión y participación de La Rioja en el programa de Promoción de Microcréditos para el Desarrollo de la Economía Social y para la inclusión en el plan Potenciar Trabajo.