La Casa Rosada cambió la estrategia sobre el rol que protagonizará Alberto Fernández de cara al segundo tramo de la campaña electoral. No sólo no pudo elegir al jefe de gabinete, digitado a mano por Cristina Kirchner, sino que tampoco participa de los anuncios de gestión.

La figura del jefe de Estado quedó desplazada hasta ahora, o por lo menos con un bajo perfil, tras la derrota en las primarias y al haber asumido la responsabilidad de ese resultado. "Son volantazos", apuntan en Balcarce 50 sobre lo que hará el Presidente de acá en adelante.

El cambio en las funciones del Presidente se ajustan a la necesidad de revertir el fracaso electoral de las PASO. Sus actividades se convirtieron en una agenda de reuniones a puertas cerradas, y los anuncios oficiales quedaron en manos del jefe de ministros, Juan Manzur. Alberto apuntó a "encuentros de cercanía" con el objetivo de territorializar la campaña.

Del "albertocentrismo" a prescindir del Presidente

"Se pasó del albertocentrismo a prescindir de él", reconocen internamente. Esto significa que Alberto no será la figura de la gestión en lo que resta para las elecciones generales del 14 de noviembre.

La centralidad recayó sobre Manzur, el hombre elegido por la vicepresidenta, para cambiar la gestión del Gobierno. El funcionario es el encargado de todos los anuncios oficiales, como los que hará esta mañana en materia de seguridad, junto a los ministros de Seguridad, Aníbal Fernández; y del Interior, Eduardo De Pedro; y el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti. El jefe de Gabinete había informado sobre el levantamiento de las restricciones por la pandemia, anunció la suba del salario mínimo, y lanzó el Previaje para jubilados.

Mientras el tucumano arranca una jornada muy temprano con reuniones desde las 7 de la mañana- recibió al secretario de Energía, Darío Martínez-, Alberto llegó a las 11 a la Casa Rosada acompañado de la primera dama, Fabiola Yañez.

Gobierno hiperactivo

La nueva etapa buscará mostrar a un Gobierno hiperactivo con el fin de dar vuelta el fracaso electoral y superar la crisis interna que generó los cambios en el gabinete. Alberto tiene la función de "mostrarse cerca de la gente" por lo que le organizan "encuentros de cercanía con vecinos". Estas actividades figuran fuera de la agenda oficial, y seguirán dentro del resto de la campaña electoral. "Las recorridas las manejan en forma reservada", aseguran en el entorno presidencial. Ya lo hizo en José C. Paz, Dock Sud y Avellaneda. Ayer compartió una reunión con los trabajadores de Aeroparque.

El estilo del Presidente se diferenció mucho de la del funcionario tucumano que surgió como el salvador del Frente de Todos. Hay una idea de preservar la imagen presidencial, golpeada no sólo por la pandemia y la crisis económica, sino también con el quiebre interno en el oficialismo.

Con un Alberto amordazado, el Gobierno busca imprimirle una nueva dinámica, con mayor una presencia de los funcionarios en los territorios a conquistar y anuncios económicos para los sectores medios y bajos.

Más notas de

Natalia Vaccarezza

Comienza la veda y culmina la ola de anuncios para revertir la derrota electoral

Gabinete federal en Comodoro Rivadavia

Modo campaña: Alberto Fernández pone el pie en Chubut para recuperar votos

Alberto Fernández visita Chubut para recuperar votos

Acto del 17 de Octubre sin Alberto: "Nunca había pensado ir"

Alberto Fernández se reunió con Juan Manzur el 17 de octubre

El Gobierno lanza las últimas medidas antes de la veda electoral

Acto en el conurbano

Fuerte apoyo a los viajes de egresados gratis que anunció Axel Kicillof

Fuerte apoyo a los viajes de egresados gratis que anunció Kicillof

Fuerte cruce entre Aníbal Fernández y Nik: pedidos de renuncia y disculpas por chat

La oposición pidió la renuncia de Aníbal Fernández

Tras la derrota electoral, Alberto Fernández enfoca la gestión en la generación de empleo

Alberto Fernández en la Cámara de la Construcción

El "operativo clamor" en apoyo de Alberto Fernández

Alberto Fernández será orador de un plenario de la militancia en el club de Nueva Chicago

Alberto Fernández se divide entre la campaña y la gestión

Alberto Fernández con L-Gante

Una foto de Alberto Fernández y Cristina Kirchner para cerrar la crisis

Una foto de Alberto y Cristina para cerrar la crisis