El presidente Alberto Fernández reveló que cuando aún era candidato le dijo al Fondo Monetario Internacional  (FMI) que  "es corresponsable" de la crisis económica que se produjo en la Argentina en la administración de Mauricio Macri, y cuestionó que el préstamo que recibió Cambiemos por parte del organismo multilateral "sólo tuvo el propósito de permitir la salida de capitales especulativos que estaban en la Argentina".

Sobre su gestión, destacó que el ajuste que hace "no recae sobre la gente". "La primera vez que hablé con el Fondo, cuando era candidato a presidente, yo les expliqué que ellos eran corresponsables de lo que se estaba viviendo en la Argentina", afirmó.

"Les recomendé que los últimos 11.000 millones de dólares que iban a darle al Gobierno de Macri no se lo dieran porque se iban a fugar. Y eso ocurrió. El dinero que recibió el gobierno de Macri solo tuvo el propósito de permitir la salida de capitales especulativos que estaban en la Argentina", criticó el Presidente.

En entrevistas con elDiario.es y Radio 10, Fernández destacó las medidas del Gobierno para afrontar la pandemia y admitió que "seguramente habremos hecho muchas cosas mal", entre las que citó la intervención a la empresa agroindustrial Vicentin, con la que luego dio marcha atrás.

"Hemos logrado muchas cosas. La más importante en términos económicos es un acuerdo con los acreedores privados que nos permite que la Argentina, al cabo de 10 años, deba 38.000 millones de dólares menos. Y además nos libera para que podamos invertir en desarrollo y no en pago de intereses de la deuda", destacó.

En ese contexto, Fernández dijo que "el esfuerzo" que hay que hacer es "recomponer cuanto antes" el mercado interno y "a partir de allí ver las oportunidades que hay: la Argentina tiene muchísimas oportunidades de inversión".

"Los argentinos perdimos la confianza en la moneda argentina porque los procesos de inflación generaron devaluaciones y se llevaron los ahorros de la gente. Y entonces confían más en una moneda dura que en el peso argentino", subrayó.

También destacó la importancia de la sanción en la Cámara de Diputados del proyecto de Aporte Solidario de las Grandes Fortunas y reiteró que "es un aporte por única vez y no un impuesto".

Señaló que los empresarios "tendrían que estar orgullosos de ayudar a una sociedad que los necesita en medio de una emergencia y la sociedad agradecida".

También remarcó que había conversado con el jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, sobre los proyectos como el de aborto y el del Plan de los Mil Días y otros referidos al tema ambiental: "Hay una militancia que presiona por un ambiente más sano y "es una buena oportunidad para que eduquemos a los jóvenes", aseveró.

Sostuvo que "también fue un acierto la forma temprana en que asumimos el problema de la pandemia, que nos deparaba dos conflictos a resolver. La pandemia en sí y un serio problema con el sistema de salud pública en la Argentina, que había quedado absolutamente deteriorado".

"Hasta el Ministerio de Salud había desaparecido. Tuvimos que utilizar esos primeros meses de cuarentena un poco más estricta para poner en orden el sistema sanitario argentino", aseveró.

Reconoció que uno de los problemas fue que "hubo un relajamiento muy grande en el interior del país, que pensó que el problema quedaba circunscrito a la capital y al Gran Buenos Aires; que difícilmente iba a irradiar al interior".

Asimismo, admitió que "seguramente habremos hecho muchas cosas mal. Fue un error haber apresurado una decisión sobre una empresa cerealera que estaba en quiebra, que era Vicentin. Nos equivocamos porque en cuanto hicimos un diagnóstico más profundo nos dimos cuenta que la estatización solo favorecía a los accionistas de la empresa y no al proyecto. Y ahí tuvimos que dar marcha atrás".

En otro tramo de la entrevista se refirió a su relación con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. "La toma de decisiones es mía, siempre es mía y en eso no hay dudas: en los aciertos y en los desaciertos. Es mía. Lo que pasa es que yo no olvido que somos una coalición, que yo respeto", aclaró.

"Y dentro de la coalición hay una persona de la talla política de Cristina. Yo presto atención a estas cosas. El secreto de la coalición también es cuidar la susceptibilidad del otro, es cuidar que el otro se sienta parte de la coalición. Una de las cosas que creo falló en el Gobierno anterior al nuestro es que ellos hicieron una coalición y cuando llegaron al Gobierno, el Presidente dijo 'el Gobierno es de mi partido, no de la coalición'".