El presidente Alberto Fernández confrontó las críticas contra el plan de vacunación hechas por la administración porteña y acusó al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, de "condenar" a los argentinos por hacer un uso político del conflicto por las clases presenciales. "Yo no voy a cargar en mi consciencia con semejante condena. Que se carguen en su consciencia los que actúan de otro modo", sostuvo. Además, anunció un nuevo bono para trabajadores de la salud.

"Hemos tomado medidas restrictivas en el AMBA porque es allí donde una vez más aparece el epicentro del contagio. Ninguna situación es improvisada, todas nuestras decisiones son el resultado de ver qué está pasando: los contagios crecen a un ritmo más acelerado fundamentalmente en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Por eso decidimos lo que decidimos", explicó Fernández, luego de que el gobierno de la Ciudad decida no acatar el decreto presidencial que suspendió las clases presenciales en el AMBA.

Fernández enfatizó que la evidencia científica demuestra "que el transporte público no respete las distancias, que favorezcamos situaciones donde gente de cualquier edad pueda aglomerarse, es definitivamente riesgoso".

"No son decisiones ni de política económica, comercial ni educativa. Son decisiones de política sanitaria, avaladas por los datos que la autoridad sanitaria día a día me hace llegar. Y escuchando a los científicos, no a los políticos, ni siquiera leyendo encuestas", insistió, en alusión al accionar de Larreta.

En este sentido, aceptó que "a veces esas medidas son antipáticas porque limitan nuestro accionar cotidiano, pero por más que sean antipáticas" las tomó para "cuidar a los argentinos y argentinas".

Campaña electoral en pandemia

"Les pedimos a todos que nos ayuden. No hagamos política con la pandemia. La pandemia tiene que ver con la vida y salud de la gente, no con una elección o serle simpático al electorado". En este sentido remarcó que mientras la provincia de Buenos Aires se encuentra entre los tres distritos que más docentes vacunó, la Ciudad de Buenos Aires "es la anteúltima y sólo vacunó al 14% del personal de educación".

Fernández destacó que además de preocuparse por la educación de los chicos, "tenemos que preservar la salud de los educadores, que son muy importantes".

"Entendamos que estamos en riesgo. Entendamos que el virus no conoce la General Paz. El virus contagia a cualquiera: al que trabaja y al Presidente. Entendamos que no tiene miramientos, porque si hacemos política con eso, estamos condenando a los argentinos y argentinas. Yo no voy a cargar en mi consciencia con semejante condena. Que se carguen en su consciencia los que actúan de otro modo".

Críticas al plan de vacunación

Ante las chicanas de Larreta y su gabinete sobre la falta de vacunas, remarcó: "Se ha puesto de moda decir que no hay vacunas. En el mundo no hay vacunas. Pero también tengo la íntima tranquilidad de saber que somos uno de los únicos países en el mundo que sigue recibiendo vacunas y sigue vacunando ciudadanos".

El mandatario respondió a quienes lo acusan de no haber cumplido con el plan de vacunación previsto en diciembre, por el cual se esperaban unas 10 millones de dosis para esta altura del año, ya que hasta ahora, con el envío que llegará esta noche, Argentina cuenta con casi 9 millones. "¿Era el número que deseábamos? No, son mucho menos, pero son mucho más de lo que se puede conseguir en el mundo. Y son menos de lo que esperábamos porque los contratos no pudieron cumplirse", explicó.

Bono para personal de salud

Al encabezar el anuncio de obras públicas para la infraestructura sanitaria, Fernández destacó que "los tiempos que vienen son más complejos", por lo cual se anunció "el aumento de camas, la construcción de más hospitales y centros hospitalarios".

El Presidente anunció que en los próximos tres meses "el personal de salud que estuvo destinado a la atención de la pandemia" recibirá un bono extra de "$6.500 mensuales" para que "los ayude a sobrellevar en estos tres meses venideros un mayor esfuerzo". Incluye a 100 mil trabajadores más de los que lo cobraron en octubre de 2020.